Junto con Justdiggit, Webfleet Solutions ha lanzado ‘Dale un toque verde a tu flota’, una nueva herramienta que ayuda a los clientes con flotas a generar un impacto positivo en el clima. La iniciativa se basa en un acuerdo a largo plazo entre la compañía propiedad de Bridgestone y la ONG internacional enfocada en proyectos de restauración paisajística en África, mediante el cual Webfleet Solutions pretende compensar las emisiones de carbono de su propia cadena de suministro e instalaciones.

La plataforma permite a los clientes calcular una estimación de sus emisiones anuales de CO2 según el tamaño de su flota y los tipos de vehículos. La calculadora utiliza datos del software de gestión de flotas Webfleet y tiene en cuenta el consumo medio de combustible y el kilometraje. En un segundo paso, la herramienta informa de la cantidad requerida para compensar las emisiones de la flota. Esta información se basa en los cálculos de Justdiggit sobre el coste de la reducción de una tonelada de CO2 mediante la reforestación de las tierras secas en Tanzania.

Con esta información, los clientes pueden elegir unirse al programa para ayudar a Justdiggit y generar un impacto real sobre el clima, la naturaleza y las personas. La plataforma ‘Dale un toque verde a tu flota’ también muestra cuántos metros cuadrados serán reforestados, cuántos árboles serán plantados, cuánta agua se ahorrará y cómo se potenciará a los habitantes de dichas tierras, todo con la misma contribución.

La plataforma ya forma parte de la Misión Verde de Webfleet Solutions para ayudar a construir un futuro más sostenible, reduciendo la huella medioambiental de la propia compañía y permitiendo a sus clientes disminuir sus emisiones de CO2. A través de Justdiggit, Webfleet Solutions ha invertido hasta la fecha en reforestar un área de Tanzania cuatro veces más grande que el centro de Ámsterdam, lo que supone 51.800 toneladas de CO2 capturadas al plantar más de 130.000 árboles. Este programa de reforestación no sólo elimina el carbono del aire, sino que también impacta de forma positiva en las vidas de más de 18.000 personas, ahorra 700 millones de litros de agua anualmente y restaura la biodiversidad.