Para entender los usos que se le da a los peróxidos en el taller, Loctite en un artículo que les adjuntamos íntegro primero se remite a su definición. Los peróxidos son sustancias que se componen de un enlace oxígeno-oxígeno, que le confiere a la molécula un carácter oxidante muy fuerte.

Aunque nos suene a un término de laboratorio que no se usa de manera común, lo cierto es que tienen numerosas aplicaciones en el día a día y en diferentes sectores.

Por ejemplo, el tinte que se aplica en las peluquerías los contiene e incluso los podemos encontrar en los combustibles para cohetes. En el mundo del automóvil, de hecho, se usan continuamente, sobre todo en los talleres de pintura, en los que los peróxidos más utilizados son los catalizadores y las lacas de pintura.