Al igual que en otros tipos de negocio, para montar un taller mecánico podemos optar por la opción del alquiler. Es decir, el taller no tiene por qué ser propio, sino que se puede arrendar a un propietario. Sin embargo, ¿qué factores hemos de tener en cuenta al abrir un taller mecánico de alquiler?, se cuestiona Loctite en un artículo que les adjuntamos íntegro.

Un taller mecánico que nos alquilan es un negocio que ya ha estado funcionando y, por lo tanto, es más sencillo de poner en marcha, ya que a nivel administrativo solo es necesario cambiar la titularidad, ponerse al día en licencias, normativas, darse de alta en recogidas de residuos, ayuntamiento, industria y pocos trámites más.