Los ingresos del Grupo Brembo a 30 de septiembre de 2015 se incrementaron un 15,6%, hasta los 1.549,1 millones de euros (un 9,3% más basado en un tipo de cambio homogéneo).

Por otro lado los beneficios netos fueron un 40% positivos, con 132,1 millones de euros y las inversiones netas ascendieron hasta los 92,9 millones de euros. La deuda financiera, asismismo, descenció en 104,4 millones de euros respecto a un año antes.

 

Para el presidente del grupo, Alberto Bombassei, en términos de distribución geográfica, es importante destacar que una importante contribución a los resultados de los primeros nueve meses del año procede de mercados de fuera de Europa, como Norte América, donde Brembo está en constante crecimiento.

"Con respecto a los siguientes periodos, somos conscientemente prudentes, también a raíz de los últimos acontecimientos en el mercado alemán de automóviles", agrega acto seguido.

El dirigente considera que los sucesos acontecidos al mayor grupo automovilístico europeo pueden tener un impacto significativo en el mercado italiano de componentes, pero no dramático. "Para Brembo, en particular, podemos razonablemente esperar que las posibles consecuencias sean modestas, considerando que nuestros productos están dirigidos a un mercado de alta gama".