Entre las principales novedades que presenta Mahle Aftermarket Solutions se encuentran las muevas actualizaciones para el ADAS Digital, así como la mejora de la cobertura en sistemas para coches eléctricos e híbridos, en sistemas para BMW y Maserati, y en funciones especiales de codificación de llaves (PUK) y Ford.

Los nuevos vehículos cubiertos para el sistema ADAS son los siguientes:

  • Audi (A3, A4, A5, A6, A8, Q2, Q5 y Q7).
  • Citroën (C3, C3 Aircross, C4 Cactus y Space Tourer, y Jumpy).
  • FIAT 500X y Jeep Renegade.
  • Mercedes (Clase A, B, CLA, CLS, E, GLA/GLC/GLE, ML, M, S, SL, SC, V y Sprinter).
  • Nissan (Micra y Qashqai).
  • Peugeot (308, 3008, 5008, Expert y Traveller).
  • Renault (Megane IV, Kadjar, Koleos, Scenic IV, Talisman y Espace V).
  • SEAT (Ibiza, Leon, Arona y Ateca).
  • Sköda (Fabia, Karoq, Kodiak, Octavia y Superb).
  • Volkswagen (Polo, Golf 7, Passat, T-Roc, Touran, Touareg, Arteon).

El sistema de ADAS de Mahle no utiliza paneles para calibrar los sistemas ADAS, sino que desde sus equipos de diagnosis incluye todos los paneles y los proyecta a una pantalla 4K de 65 pulgadas, gracias a un ordenador que adapta el panel a la posición del vehículo (patente exclusiva de Mahle).

EL ADAS Digital permite, según Mahle, un ahorro en la inversión -ya que no hay que comprar paneles-, además de en tiempo -se tarda menos en colocar la estructura y realizar una calibración- y en espacio -no hace falta mover el vehículo y es el ordenador que adapta la imagen-.

Se puede obtener más información de estas novedades pinchando AQUÍ.