Fundada hace más de 30 años en Barcelona, el objetivo inicial de Metalcaucho era el de potenciar las actividades de un grupo de pequeñas fábricas dedicadas a la moldura de goma, metal y detalles de plástico. En 2015, con el cambio de propiedad, la empresa realizó grandes inversiones en la implementación de un Departamento de Calidad con maquinaria puntera, un laboratorio de Desarrollo de Producto y un nuevo centro logístico de 14.000 metros cuadrados, lo que le permite tener una tasa de servicio mayor al 97%, con una preparación de pedido rápida (cinco-diez días).

El crecimiento internacional y la ampliación de la gama de productos y marcas para dar mejor cobertura en los mercados son el objetivo actual de Metalcaucho, después de haber consolidado su posición a nivel nacional. Su apuesta de futuro sigue siendo la innovación en I+D y el desarrollo de nuevas soluciones.

El esfuerzo constante les ha permitido ampliar su gama de productos, de más de 18.000 referencias, para cubrir aún más segmentos de mercado. Metalcaucho lleva a cabo un exhaustivo control en todos los procesos de producción, desde el diseño de la pieza inicial hasta la producción en serie, permitiendo así garantizar la calidad constante.