El fabricante de lubricantes Motul ha desarrollado un protocolo específico e implementado medidas extraordinarias para garantizar la seguridad y la salud de sus trabajadores, clientes y de nuestra sociedad, evitando así la propagación del Covid-19 dentro de nuestra área geográfica.

Como medida preventiva, Motul Ibérica ha promovido el teletrabajo de todo el personal de la compañía. En palabras de Ferrán Carreras, director general de Motul Ibérica, “nuestro objetivo número uno es proteger nuestro principal activo: las personas. Por ello, hemos invertido en recursos para permitir el teletrabajo de todos nuestros profesionales. Nuestro equipo está completamente preparado para ofrecer soporte y resolver cualquier consulta a través de sus distintos canales telemáticos. El teletrabajo es una medida esencial y necesaria para evitar la propagación de la enfermedad. Motul está dispuesta a invertir lo que sea necesario por el bien común de nuestra sociedad”.

La actividad diaria de la compañía se mantiene sin variaciones y la distribución de todos los productos está funcionando con eficiencia. Asimismo, Motul cuenta con planes de contingencia para asegurar el suministro de todos sus productos en esta situación de excepcionalidad. “Una situación tan excepcional como la que vivimos requiere el compromiso de todos para dar lo mejor de nosotros mismos. En Motul Ibérica somos conscientes de que ahora es cuanto más ayuda requieren nuestros clientes, Motul siempre estará a su lado, superaremos esta coyuntura juntos y saldremos de ella más fuertes que nunca para seguir afrontando los nuevos retos que nos depare el futuro”, asegura Carreras.