La empresa Kolbenschmidt, perteneciente a Rheinmetall Automotive, es pionera en el desarrollo de pistones de acero para su uso en motores de turismos, una tecnología que ya se ha probado hace mucho en la construcción de motores moderna. MS Motorservice International introduce ahora esta tecnología de su empresa afiliada en el mercado de piezas de repuesto.

La tendencia a utilizar pistones de acero en motores de turismos desde mediados de la década de 2010 ya está consolidada. “Son muchos los fabricantes de tecnología automotriz que recurren a esta innovación”, explican desde MS Motorservice, ya que las presiones en aumento y las elevadas temperaturas no dejan de incrementar las exigencias para los motores modernos. “Exigencias que puede satisfacer de forma fiable un pistón de acero más pequeño y ligero”.

Motorservice actúa ahora con antelación a este desarrollo y ofrece pistones de acero para los motores Mercedes-Benz OM 642.855, OM 642.873, OM 654.920 y OM 656.929 en el mercado posventa y, por tanto, piezas de repuesto con calidad de primer equipamiento.

ms motorservice pistones acero 2

El uso en aumento del pistón de acero se debe a las diferentes ventajas que presenta frente al pistón de aluminio: con los pistones de acero son posibles presiones de encendido muy superiores a 200 bares y temperaturas pico de más de 400° C. De esta forma, se alcanzan potencias específicas superiores, con lo que se puede continuar con el Downsizing de los motores.

Además, la dilatación térmica del acero es mucho menor que la del aluminio: el pistón de acero tiene ya casi la forma óptima incluso estando frío; es decir, el juego necesario para el movimiento puede diseñarse con menor tamaño y las partes deslizantes pueden armonizarse mejor entre sí para reducir la fricción. Los revestimientos de superficie desarrollados por Kolbenschmidt, especialmente para pistones de acero, también refuerzan este efecto, de forma que la suavidad de marcha y las propiedades de marcha en frío de dichos pistones mejoraron todavía más.

Debido al mejor juego y los intersticios más estrechos, se reducen, asimismo, el consumo de aceite y los gases de fuga. Pero también aumenta la seguridad del funcionamiento tanto en la fase de arranque en frío, como en la carga máxima en el margen superior de temperatura. La mayor solidez y resistencia térmica del acero permiten obtener, además, construcciones de pared muy fina. Esto hace que los pistones de acero puedan construirse con un peso menor que los pistones de aluminio. Pueden reducirse tanto la altura de compresión del pistón como su longitud total. Con las nuevas construcciones se consigue un ahorro de aproximadamente un 30% frente al aluminio. El mayor diámetro del bulón de pistón, en comparación con el aluminio, también permite conseguir mayores transmisiones de fuerza.