Junio es el mes del año con mayor índice de polinización, por lo que se recomienda a los alérgicos estar especialmente pendientes. Evitar la exposición a los elementos alérgenos es uno de los primeros pasos para tratar de disminuir los síntomas de las afecciones alérgicas.

Especialmente en los espacios cerrados como el coche, donde pasamos tanto tiempo y donde nuestros sentidos deben estar al 100% para asegurar una conducción segura para nosotros y nuestras familias.

No en vano, existe evidencia científica de la relación entre la presencia de partículas contaminantes en espacios cerrados y la mayor incidencia y sintomatología de las alergias. Ambientes como la tapicería del coche constituyen un lugar idóneo para el anidamiento de gérmenes, virus, mohos o bacterias.

Con motivo de la presentación del primer sistema de ionización del oxígeno del coche que sana el aire del vehículo, llegado a España de la mano de Midas, el alergólogo del Hospital Clìnic de Barcelona, Joan Bartra, destacó la importancia de mantener limpio de partículas contaminantes el aire del interior del coche.

A continuación les enumeramos algunos consejos prácticos para dejar atrás los síntomas alérgicos al volante.

1. Conduce con las ventanillas subidas: evitarás la entrada constante en el vehículo de aire cargado de polen.

2. Activa la opción de recirculación de aire del coche, que estará más limpio pues no se alimentará de aire externo de forma constante.

3. Realiza limpiezas frecuentes y en profundidad de la tapicería.

4. Revisa el estado de tus filtros de habitáculo, también conocidos como filtros de polen.

5. Sana el aire de tu coche. Midas ha traído el primer sistema de higienización del aire del vehículo, completamente inocuo para salud de los conductores.