Google presentaba en el año 2014 Android Auto, una versión de Android diseñada específicamente para el automóvil. Según informa la web Hipertextual.com, el sistema ofrecía una serie de ventajas a los usuarios, pero implicaba la instalación de un hardware específico o, en el peor de los casos, la adquisición de un nuevo vehículo que integrara el sistema de origen.

Ante esta situación, Google ha decidido introducir los beneficios del sistema Android Auto a la plataforma Android para teléfonos móviles, de forma que la aplicación es capaz de ofrecer todas las características de Android Auto sin necesidad de instalar hardware específico o adquirir un nuevo vehículo.

La aplicación ofrece todo lo que los usuarios ya disfrutaban en la versión estándar de Android Auto, desde la interfaz gráfica hasta la integración con aplicaciones de terceros. Así, cualquier persona con un teléfono Android y un soporte compatible para el coche puede disfrutar de las ventajas de la plataforma.