La llegada de un embarazo produce dudas y dificultades al usar el cinturón de seguridad. ¿Podrá dañar el cinturón de seguridad al bebé en caso de accidente? ¿Cómo llevarlo colocado de forma cómoda y segura? En este sentido, Cidaut, un centro I D especializado en seguridad vial y automoción con más de 20 años de experiencia en proyectos de seguridad, ha diseñado el chaleco Emobikids.

 

Es un chaleco que coloca correctamente el cinturón de seguridad completo, las dos bandas, y no únicamente la banda pélvica, como se ha hecho hasta ahora. Gracias a esto, a colocar perfectamente las dos bandas, el chaleco Emobikids consigue mejorar significativamente la seguridad del feto y de la embarazada, ya que reduce un 53% el riesgo de daño fetal, reduce un 37% la aceleración de la pelvis y un 18% la aceleración del tórax, reduce un 57% la fuerza lineal transmitida a las lumbares y reduce un 27% la fuerza de giro o momento transmitida a las lumbares.

El chaleco Emobikids se ha sometido a numerosos tests de seguridad, utilizando una dummy embarazada altamente instrumentalizada a lo largo de su desarrollo, midiendo por primera vez el riesgo de daño fetal en los impactos. “De hecho, el chaleco Emobikids es el primer y único cinturón de seguridad especial para embarazadas que demuestra resultados positivos en los tests de seguridad. El resto de dispositivos para embarazadas que se venden en el mercado no han demostrado nunca que mejoren la seguridad de la embarazada ni del feto, sólo han probado que no son perjudiciales cumpliendo la ECE R16”, explican desde Cidaut.