Siemens conectará a la red eléctrica 30 estaciones de servicio alemanas operadas por la compañía Aral, una subsidiaria del Grupo BP, antes de finales de febrero. La instalación de subestaciones inteligentes permitirá a Aral dotar a sus estaciones de servicio con tecnología de carga ultrarrápida para vehículos eléctricos.

“Al equipar nuestras estaciones de servicio con infraestructura de carga para vehículos eléctricos, estamos dando un gran paso adelante en la creación de la estación de servicio del futuro”, ha declarado Patrick Wendeler, miembro de la Junta Directiva de Aral. “Para que la carga sea tan rápida como poner combustible en su automóvil, hemos optado por estaciones de carga ultrarrápidas, con una potencia de hasta 350 kW. Pero los cargadores por sí solos no son suficientes y la actualización también requiere de una conexión a la red potente y fiable. Por ese motivo, estamos contentos de tener a nuestro lado a Siemens, dada su experiencia en infraestructura eléctrica”.

Actualmente, la mayoría de las estaciones de servicio solo tienen una conexión de bajo voltaje. Para satisfacer la mayor demanda de energía de los cargadores rápidos, la conexión a la red debe actualizarse a una conexión de voltaje medio con una potencia mucho mayor. Esto se logra a través de las subestaciones que conectan la infraestructura de carga de las estaciones de servicio a la red eléctrica pública. Cada subestación consta de un transformador encapsulado herméticamente, una equipo de media tensión aislado tipo 8DJH y una centralita de baja tensión Sivacon S8.

Al utilizar hardware de comunicación y tecnología de Internet de las Cosas (IoT), Aral puede obtener información sobre el estado de las subestaciones en cualquier momento. Esto permitirá a la marca de estaciones de servicio garantizar a sus clientes la funcionalidad completa de sus estaciones de carga ultrarrápida. La utilización de sensores ayuda a generar datos, lo que garantiza una monitorización continua del estado de salud de la instalación y un funcionamiento seguro del equipo. Después, estos valores se transmiten a través de interfaces de comunicación a un sistema de IoT de nivel superior basado en la nube, y los datos se evalúan y visualizan a través de una aplicación web.

Aral opera todas las estaciones de carga ultrarrápidas por su cuenta, suministrando energía renovable al 100%. Suponiendo que se proporcione la tecnología de batería adecuada, el vehículo eléctrico se puede recargar completamente en diez minutos hasta una autonomía de hasta 350 kilómetros.

El despliegue de cargadores de alta potencia en las gasolineras Aral en Alemania es parte de la estrategia de BP para incrementar el número de puntos de recarga. Los puntos de recarga operados a nivel mundial se incrementarán de 7.000 en 2020 a 70.000 en 2030.