TEXA ha desarrollado TXT Multihub, una interfaz de vehículo versátil que se adapta a las actividades de mantenimiento de automóviles, vehículos pesados, motocicletas, barcos, vehículos agrícolas y de movimiento de tierras. Entre otras características, esta solución de diagnosis destaca por su display integrado, un diseño robusto con certificación IP53, conectividad inteligente garantizada por el sistema operativo Linux y la gestión de protocolos CAN FD, DoIP, Pass-Thru.

TXT Multihub está equipado con un display retroiluminado, que le confiere una gran funcionalidad y la posibilidad de visualizar la información en base a tres tipos de mensaje: modalidad de comunicación con la unidad de visualización, tensión de carga de la batería del vehículo y estado de funcionamiento. El display reproduce más de 40 mensajes que comunican al técnico toda la información que necesita durante las operaciones de diagnosis.

TEXA destaca también la carcasa reforzada, con protecciones de goma antichoque, que le confiere el nivel de protección certificado IP53 (resistente a salpicaduras de agua y al polvo). Además, es conforme al estándar militar MIL-STD 810G transit drop test, que permite absorber mejor los golpes y caídas.

Por otro lado, la interfaz utiliza conectividad avanzada, permitiendo al mecánico intervenir en cualquier tipo de vehículo que ingrese al taller. El equipo comunica con el visualizador a través de un módulo Wi-Fi para las operaciones de diagnosis que utilizan estándar CAN, CAN FD y DoIP; un cable de red (Ethernet) reservado para las operaciones DoIP (ISO 13400); un módulo Bluetooth para la diagnosis tradicional; y una toma USB para todos los tipos de diagnosis, incluida Pass-Thru.

TXT Multihub está equipado con el sistema operativo Linux, lo que le confiere, según TEXA, una gran funcionalidad y la capacidad de evolucionar, adaptándose sin problemas a nuevas funciones futuras. Linux también mejora la seguridad informática y la eficiencia gracias a la comunicación en modo Smart: la interfaz cambia automáticamente los canales, dependiendo de la dinámica del taller y las tipologías de diagnosis, y siempre elige la mejor conexión disponible, sin requerir la intervención del mecánico.