General Tire equipó varios vehículos 4x4 con neumáticos Grabber AT³ y Grabber X³, uno de los cuales fue pilotado por Kerim Tar y Onur Sırımoğlu en el rally de TransAnatolia en Turquía, que se divide en las categorías de motocicletas, todoterrenos 4x4, quad y camión. Asimismo, General Tire estuvo presente en el rally con un taller donde se ofrecían recambios de neumáticos y servicios a los equipos de la carrera.

El rally de TransAnatolia, el sexto más grande del mundo, consistió este año en una ruta de 2.000 km en la que participaron más de un centenar de pilotos procedentes de todo el mundo.

“Nuestra mayor prioridad ha sido contribuir a la seguridad y al buen rendimiento de los equipos. Estamos muy orgullosos de que General Tire contribuya a ello con neumáticos que están especialmente diseñados para vehículos todoterreno”, afirmó Hüseyin İşsever, manager de General Tire Turquía. “Los pilotos que han participado en esta aventura han podido probar los neumáticos de primera mano, demostrando que son aptos tanto para una carretera todoterreno como para una de asfalto. Ha sido tal el éxito que vamos a continuar apoyando este tipo de actividades y deportes, pues están en línea con los valores corporativos y los productos de General Tire”.

En palabras de Kerim Tar, quien condujo el vehículo equipado con neumáticos Grabber X³, expresó que “si corres en la categoría Raid, tienes que estar más que preparado para los cambios de condiciones meteorológicas a lo largo del día. Aquí la capacidad de los vehículos juega un importante papel, pero el factor clave reside en los neumáticos. En esta pista, tienes que pasar por suelos polvorientos, charcos de lodo de algo más de un metro de profundidad, y laderas de montañas con pendientes de hasta 35 grados. Bajo semejantes condiciones extremas, debes poder confiar en tu equipamiento y con General Tire puedes hacerlo con total seguridad”.

“El rendimiento de los neumáticos fue excepcional”, continuó Tar. “Las grandes piedras no dañaron seriamente nuestro vehículo porque la banda de rodadura gruesa y reforzada del Grabber X³ respondió con precisión a los movimientos de dirección en terreno estrecho, como un neumático de carrera. En cuanto a terreno poco firme, su marcado patrón nos permitió continuar como si estuviésemos en condiciones normales. Gracias a X³, incluso pudimos remontar tres puntos de la competición en la pista. Además, en comparación con este tipo de neumático, conducir con él sobre asfalto es sorprendentemente más silencioso y suave”.