Dunlop ha equipado el primer coche Bultaco de la historia: el nuevo Linx, un vehículo deportivo puro cuyas llantas de 18 pulgadas detrás y de 17 pulgadas delante, montan neumáticos Dunlop SportMaxx RT2.

El pasado 8 de noviembre en la feria EICMA de Milán se presentó el primer coche producido por el fabricante español Bultaco, que ha elegido para su primer coche neumáticos Dunlop SportMaxx RT2, en medidas 205/40 R17 y 265/35 R18, delante y detrás respectivamente.

El origen de este superdeportivo biplaza de hasta 400 CV se sitúa en un proyecto que nació hace varios años gracias al ingeniero Miguel Ángel Rodríguez, director de Bultaco Cars. La histórica marca de motocicletas ha aplicado sus conocimientos de ingeniería para su diseño y fabricación, creando un vehículo que busca resaltar valores como la deportividad, la pasión y la diversión.

Cambio de marchas secuencial ultra rápido, chasis de aluminio, carrocería en composite, frenos de última generación y 850 kg de peso son algunas de las particularidades del nuevo Bultaco Linx, cuyo rendimiento se ve acrecentado por el Sport Maxx RT2, un neumático de ultra altas prestaciones que ofrece un rendimiento constante y resistente.

Uno de los aspectos más destacados del nuevo biplaza es su relación peso/potencia de casi 2 kg/CV, una cifra que supera con gran diferencia a muchos de los superdeportivos actuales del mercado. Además, el Linx se caracteriza por su potencia, velocidad, agilidad y dinamismo, y por ello la firma del dedo rampante ha confiado en Dunlop y sus neumáticos de altas prestaciones SportMaxx RT2 que se caracterizan por el agarre y precisión en la conducción.