Dunlop colabora de nuevo como neumático oficial de la 'FIM X Ruta de los Penitentes', que este año cumple diez años y pasa a ser reconocida como una prueba oficial de la Federación Internacional de Motociclismo.

 

La ocasión es una oportunidad única para que los participantes pongan a prueba el nuevo neumático lanzado al mercado este mismo año, el Dunlop TrailSmart, pues se ajusta a las necesidades del recorrido que está pensado especialmente para las motocicletas del segmento trail.

La 'FIM X Ruta de los Penitentes' es una actividad deportiva no competitiva que combina orientación, resistencia y turismo en un recorrido que atraviesa los más bellos y desconocidos parajes de la cordillera pirenaica.

La prueba está llena de aventura, ya que el itinerario, secreto hasta pocas horas antes del comienzo de la prueba, resulta extremadamente duro en algunos tramos, tanto por la cantidad de curvas que atraviesa, como por la longitud del mismo, la estrechez y complejidad técnica de las carreteras utilizadas, así como por la imprevisibilidad del clima de la montaña. Todo un reto para pilotos y máquinas que deben prepararse a conciencia para llegar a la meta.

Precisamente este desafío ha sido el elegido para probar cómo funciona el nuevo neumático Dunlop TrailSmart, tras la buena acogida que está teniendo en el mercado.

TrailSmart es una cubierta diseñada para las modernas motocicletas trail y para pilotos que, como los participantes de "FIM X Ruta de los Penitentes", hacen suya la promesa de Dunlop de "Forever Forward".

Ofrecen un mejor agarre en mojado y en seco, así como un excelente manejo tanto en carretera como fuera de ella, junto con un impresionante kilometraje. Apoyándose en el éxito de su predecesor, el neumático Dunlop Trailmax TR91, el nuevo TrailSmart ofrece unas prestaciones que se ajustan al modo de vida en constante evolución del piloto de moto de aventura.

El excepcional agarre en mojado del nuevo TrailSmart se consigue gracias a un nuevo componente de sílice y un patrón cosecante de surcos transversales en la banda de rodadura de los neumáticos, mientras que el rendimiento en el agarre en seco se consigue gracias a la proporción optimizada de taco-surco en los neumáticos.