El espectacular palmarés de Joan 'Nani' Roma habla por sí solo de la pasión por la competición y la voluntad prácticamente indestructible del carácter de este piloto singular.

Por sus méritos deportivos y, en especial, por su extraordinaria trayectoria en el rallye más exigente del mundo, el Dakar, Michelin siempre ha prestado su apoyo al único piloto español que ha conseguido la victoria en este rallye-raid en las categorías de moto y de coche, hazaña que únicamente han conseguido otros dos pilotos en la historia.

 

Desde que consiguió su primer éxito en competición en 1991 en el Campeonato de España de Enduro Júnior de 125 cc, su agresividad y pericia destacaron y comenzó a cosechar posiciones de honor en las competiciones en que tomaba parte.

Los trofeos en Enduro, en los Seis Días e, incluso, el primer título, el Europeo senior, demostraron que era uno de los pilotos más sobresalientes de la especialidad.

Animado por un carácter aventurero y decidido, Roma llega al Dakar en 1996, cuando participó por primera vez en moto, y ya entonces logró vencer en dos etapas, a pesar del desconocimiento de la prueba, todavía celebrada en África, y el altísimo nivel de sus competidores.

En competición, Michelin siempre busca las condiciones más extremas para desarrollar y hacer progresar su tecnología. En este sentido, el rallye Dakar tiene un sentido especial, puesto que la dureza del rally-raid le confieren un estatuto de laboratorio a escala real para validar las innovaciones del grupo en unas circunstancias sin igual.

Desde sus inicios, el fabricante francés de neumáticos ha tenido la máxima implicación con la competición, fundamental en su desarrollo como empresa, que le ha impulsado a buscar siempre "la mejor manera de avanzar" y le sirve para poner a prueba, en las condiciones más exigentes, las innovaciones surgidas de su Centro de Tecnología que, una vez validadas, se transferirán a los neumáticos de calle en beneficio de todos los usuarios.