La edición de 2013 de las 24 Horas de Le Mans fue especialmente fructífera para Michelin, que alcanzó las 16 victorias consecutivas en la prueba francesa desde 1998. En total son 23 las victorias logradas en La Sarthe desde el primer éxito, allá por 1923.

Las cifras, además, atestiguan los méritos de Michelin, pues permitió hasta cinco relevos (de diez y once vueltas) con el mismo juego de neumáticos en categoría LM P1 con el Audi Sport Team Joest. Asimismo, los Toyota Motorsport GmbH recorrieron con regularidad cuatro relevos de doce vueltas con cada una de sus cubiertas.

Durante las 24 Horas de Le Mans 2013, por primera vez, los Porsche 911 GT3 RSR tipo 991 mantuvieron sus neumáticos a lo largo de tres relevos, de catorce vueltas cada uno, y de manera constante en toda la carrera.

Se apreciaron, del mismo modo, dos estrategias diferentes entre el Audi Sport Team Joest, que equipó neumáticos Soft "Altas temperaturas" por el día y Soft "Bajas temperaturas" por la noche, y el Toyota Motorsport GmbH, que montó Soft "Bajas temperaturas" durante toda la prueba.

Cuatro equipos, todos los socios de Michelin en LM P1, se beneficiaron de sus neumáticos "híbridos". Así, el Audi R18 e-tron quattro N°1, el Toyota TS030 - Hybrid N°7, el Lola Toyota N°12 de Rebellion Racing y el HPD ARX 03A de Strakka Racing montaron en repetidas veces estos neumáticos, cuando la pista estaba mojada.