Pirelli seguirá siendo la única suministradora de neumáticos en la Fórmula 1 a partir de 2017, salvo sorpresa de última hora. El interés reciente que habría mostrado Michelin para volver a la categoría reina parece diluirse de forma progresiva frente a la negativa de las escuderías a introducir llantas de 18 pulgadas y su intención de apostar por las 13 pulgadas existentes, lo que truncaría la posibilidad de contar con un doble suministrador en el futuro.

 

Por el momento, desde Pirelli se muestran dispuestos a prolongar su contrato con la F1 sin centrarse en los planes de otras marcas. "El 17 de junio presentaremos nuestra oferta", comentaba la pasada semana Marco Tronchetti, su director ejecutivo.

De seguir el guión previsto, Michelin abortará sus planes para volver a la Fórmula 1 en calidad de segundo proveedor de neumáticos junto a Pirelli a partir del año 2017, pues los franceses ya dejaron claro que su intención pasaba por apoyar una 'guerra' de fabricantes junto a Pirelli como detonante de otros cambios importantes que exigirían para modificar el reglamento técnico y deportivo de la categoría.

Vista la aparente negativa de la FIA ante estas estrictas exigencias, es posible que Michelin cancele definitivamente su retorno a la categoría, más aún si los equipos rechazaran por unanimidad su propuesta de aumentar el tamaño de las llantas de los neumáticos de las 13 pulgadas actuales hasta las 18 o incluso 19, una posibilidad que ya ha sido estudiada dentro de Pirelli de cara a los próximos años.