El coche cuesta a los automovilistas hasta un 16% más en verano que durante el resto del año. Así lo pone de manifiesto un estudio elaborado por la app Fintonic. Llenar el depósito supone un desembolso de alrededor de 265,47 euros de media durante los meses estivales (junio, julio y agosto), un 14% más, mientras que los gastos de mantenimiento ascienden un 12%, hasta los 190,23 euros. Además, se paga de media 58,44 euros en parking y peajes, lo que representa un incremento del 18% con respecto a otras épocas del año.

Un total de 514,14 euros de media, a los que en muchos casos hay que sumar el coste de la renovación del seguro. Además, si el vehículo está financiado, también se incluye la cuota correspondiente, que se encuentra en torno a los 738,3 euros durante este periodo.

De esta forma, para muchos españoles mantener un coche propio se ha convertido en un “artículo de lujo” que, sobre todo, entre las nuevas generaciones millennials ha provocado la búsqueda de alternativas más económicas que ofrezcan la posibilidad de compensar ese gasto. Entre las opciones más demandadas se encuentra la de compartir viaje, explican desde Fintonic.

Según datos de BlaBlaCar, el número de conductores que se han sumado a esta fórmula ha crecido un 10% sólo en estos tres meses de verano. En este sentido, la compañía, que ha alcanzado recientemente los cinco millones de usuarios en nuestro país, asegura que, aunque en la época estival siempre se detecta un incremento en la actividad de la plataforma, este año está siendo especialmente intenso.

El perfil de los conductores de esta red social ha evolucionado en los últimos años y cada vez es más heterogéneo. La edad media de los viajeros ha aumentado y, actualmente, más de la mitad de los usuarios tiene entre 30 y 50 años. La distancia media de los trayectos que se realizan es de 300 kilómetros.

Los motivos económicos no son los únicos que mueven a los españoles a decantarse por las alternativas al coche en propiedad. Aprovechar al máximo los recursos del automóvil para circular de forma eficiente, desde el punto de vista energético y medioambiental, y también evitar determinadas obligaciones como la posibilidad de tener un seguro para el vehículo son otros de los impulsos que, según la aplicación, llevan a optar por estas nuevas modalidades.

En este sentido, la responsable de Seguros en Fintonic, María Antequera, explica que “más del 60% de los clientes desconocen la fecha exacta de vencimiento de su seguro y, aunque estén descontentos con su compañía, las renovaciones se producen automáticamente y no tienen margen de anulación”. A este respecto, la experta recomienda utilizar herramientas que, como Fintonic, advierten con antelación de las fechas de vencimiento, ayudan a comparar precios y coberturas, y ofrecen la posibilidad de contratar la póliza que más se ajusta a nuestras necesidades.