Tras la presentación de las válvulas EGR, Metalcaucho apostará en este 2021 por la comercialización de nuevas gamas de productos más complejos y la primera de ellas serán las columnas y muelles de suspensión neumática. Esta nueva familia llega con 84 referencias, incluyendo columnas y muelles neumáticos delanteros y traseros, que se ampliará con marcas como Audi, BMW, Citroën, Peugeot, Land Rover, Mercedes-Benz, Porsche, Toyota Lexus y Volkswagen.

El lanzamiento está acompañado de un catálogo en el que se señaliza el eje y lado de montaje, así como todos los modelos a los que aplica cada referencia para su rápida localización. Además, el cliente siempre recibirá junto con el recambio un manual de instrucciones para su instalación. En estos manuales de papel, con gráficos y fotos, se describen los pasos a seguir, tanto para el desmontaje de la suspensión antigua como para su sustitución por el nuevo recambio proporcionado por Metalcaucho.

En caso de duda, el profesional del taller podrá contar con el apoyo del Departamento Técnico del Servicio de Atención al Cliente, que lleva en funcionamiento en Metalcaucho desde hace meses “con gran éxito y acogida por parte del sector”, según sus responsables.

Las suspensiones son unos de los elementos más importantes de un vehículo ya que, junto con los neumáticos y los frenos, forman parte del denominado “triángulo de seguridad”. Poco a poco, esta evolución de la suspensión neumática va ganando terreno frente a la convencional, sobre todo en coches de gama alta. Metalcaucho, cuyo objetivo es “suministrar la misma calidad del primer equipo en el mercado Aftermarket pero a un mejor precio”, enumera cinco ventajas frente a las suspensiones tradicionales:

  1. Permite la regulación de la altura de la carrocería del vehículo en función de las necesidades de la marcha, con independencia de la carga del vehículo.
  2. Permite adaptar la suspensión a la situación de la carretera, siendo ideal para circular por terrenos irregulares.
  3. Se consigue un gran confort en la conducción, ya que permite una mejor adaptación a los desniveles y baches, absorbiendo mucho mejor.
  4. Su ajuste sensible a la velocidad permite ahorrar combustible y mejorar las prestaciones del vehículo.
  5. Se logra una mayor seguridad y estabilidad en zonas de giros, al evitar el balanceo de la carrocería a la hora de tomar una curva.