Audi proporcionará formación profesional en el futuro incluso a los trabajadores más jóvenes. La compañía planea incrementar su número de plazas de formación profesional desde las aproximadamente 2.500 que existen en la actualidad hasta superar las 2.700 en 2018.

Los futuros especialistas contribuirán al crecimiento de la compañía, sobre todo con sus iniciativas tecnológicas. Estas plazas de formación adicionales reafirman el compromiso de la compañía con sus factorías en Alemania.

 

La firma planea formar a 534 nuevos aprendices en su factoría de Ingolstadt hasta otoño de 2016, frente a los 493 que se formaron durante el último año. En Neckarsulm, segundo gran centro de producción de la marca de los cuatro aros en Alemania, la compañía tiene la intención de incrementar el número de aprendices desde los 238 actuales hasta alcanzar los 273. En total, entre las dos factorías se producirá un incremento de plazas de alrededor de un 10,5 por ciento.

Muchas de estas nuevas incorporaciones irán destinadas a las áreas de mecatrónica, informática, construcción de carrocerías y ensamblaje del vehículo. Como es habitual, los jóvenes aprendices comenzarán un período de formación de tres años en septiembre de 2016. El número total plazas de formación profesional en la compañía se incrementará así en alrededor de 230 personas, hasta superar las 2.700 en 2018.

"Para cumplir con nuestros objetivos estratégicos corporativos, estamos invirtiendo cada vez más en mejorar nuestra propia formación profesional, especialmente en todo lo referente a tecnologías pioneras de futuro", opina Thomas Sigi, responsable de Recursos Humanos de Audi.

En este sentido, agrega el dirigente, "nos aseguramos de que a largo plazo dispondremos de expertos clave en la empresa y, al mismo tiempo, asumimos nuestra responsabilidad social para con nuestras instalaciones en nuestro propio país".

Sigi explica que estas nuevas plazas adicionales se transformarán, como es habitual en Audi, en puestos de trabajo permanentes si los aprendices superan con éxito su período de formación.

Por su parte, el presidente del Comité de Empresa de Audi, Peter Mosch, asegura que incrementar el número de aprendices es una clara señal de que la empresa mantiene una senda de continuo crecimiento. "Esto siempre ha sido prioritario para el Comité de Empresa de Audi, y seguirá siéndolo en el futuro", afirma acto seguido.

Norbert Rank, presidente del Comité de Empresa de Neckarsulm comenta seguidamente que "para nosotros, disponer de trabajadores bien preparados y cualificados es una condición indispensable para producir automóviles de alta calidad".

Añade a continuación que, "con el objetivo final de seguir incrementando nuestras ventas, damos la bienvenida a este aumento de plazas de formación profesional, pues las consideramos como una garantía de futuro para las factorías de Neckarsulm e Ingolstadt".

El progreso tecnológico en campos como la electrificación, la digitalización y la conectividad en las factorías es una función clave en la nueva formación profesional de la marca. Así, por ejemplo, expertos en informática que se han especializado en la integración de sistemas, recibirán adicionalmente en Audi formación complementaria en materia de electricidad y electrónica.

Mediante esta ampliación de sus competencias y conocimientos, los nuevos trabajadores tendrán un importante papel que desempeñar en la factoría digital del futuro. Expertos en carrocerías y construcción de automóviles también recibirán formación específica en materia de construcción ligera, lo que les permitirá dominar el uso de distintos materiales como el aluminio, el acero o la fibra de carbono.