BMW Group, Intel y Mobileye han anunciado que una flota de aproximadamente 40 vehículos autónomos BMW circularán por las carreteras a partir del segundo semestre de 2017, demostrando con ello los significativos avances realizados por las tres compañías en su desarrollo de una conducción plenamente autónoma. Tras desvelar esta noticia en el marco de la feria CES, las compañías han explicado que la serie 7 de BMW empleará las tecnologías de Intel y Mobileye, en programas de pruebas que se llevarán a cabo en Europa y Estados Unidos.

En el marco de esta alianza, BMW Group será responsable de la dinámica y controles de conducción; la evaluación de la seguridad funcional general -lo que incluye la creación de un motor de simulación de alto rendimiento-; la integración general de los componentes; la fabricación de los prototipos; y, en última instancia, de la expansión de la plataforma a través de los partners de implementación.

Intel, por su parte, contribuye a la alianza aportando elementos de computación de alto rendimiento, que van desde el propio vehículo hasta los centros de datos. La solución de conducción autónoma Intel GO, de reciente lanzamiento, ofrece tecnologías punteras tanto en materia de procesadores como de FPGA, lo que permite equilibrar rendimiento y consumo energético, al tiempo que cumple las normativas en materias térmica y de seguridad del sector de la automoción. Al nivel del vehículo, la solución Intel GO ofrece un entorno y una plataforma de computación escalables, para funciones como la integración de sensores, la gestión de políticas de conducción, la modelización de entornos, la planificación de rumbos y la toma general de decisiones.

Al nivel del centro de datos, Intel GO ofrece un amplio abanico de tecnologías, que van desde los procesadores Intel Xeon hasta los FPGA Intel Arria 10 y los SSD Intel, pasando por la plataforma de inteligencia artificial Intel Nervana, que representa la infraestructura de simulación 'machine learning' y 'deep learning', que la industria de la automoción necesita para la conducción autónoma.

Finalmente, Mobileye contribuye con su procesador patentado de visión computerizada de alto rendimiento EyeQ5, que ofrece seguridad funcional, rendimiento y un consumo energético reducido. El procesador EyeQ5 se encarga de procesar e interpretar las señales de los sensores envolventes de visión de 360º, así como de los sistemas de localización. En combinación con las tecnologías Intel en materia de procesadores y FPGA, conforma la plataforma central de computación que se integrará en cada vehículo autónomo.

Además, Mobileye continuará colaborando con BMW Group para desarrollar una solución de integración de sensores, capaz de crear modelos integrales del entorno, que rodee al vehículo en cada momento, empleando datos provenientes de sensores de visión, de radar y de lidar. Esta solución definirá también las políticas de conducción, reforzada por los algoritmos de Mobileye empleados para dotar al sistema de la inteligencia artificial necesaria para gestionar situaciones de conducción complejas.

Para contribuir a estimular el desarrollo de la plataforma autónoma, la alianza tiene previsto publicar muestras de hardware y actualizaciones de software a lo largo de los próximos años. El modelo BMW iNEXT, que se presentará en 2021, representará la base de la estrategia para una conducción autónoma de BMW Group. Tras el lanzamiento de este vehículo, todas las marcas de BMW Group lanzarán gamas de modelos altamente automatizados.