El Área Técnica de la Federación Española de Empresarios Profesionales de Automoción (Conepa) realiza cada mes un trabajo técnico que es difundido entre los talleres asociados a sus entidades miembro. La temática es muy variada aunque casi siempre tiene como protagonista a un componente, sistema o tecnología de reciente incorporación a los automóviles. El objetivo es, según la entidad, el de “poner en antecedentes a los profesionales de operaciones que no llegan todavía de manera masiva a sus instalaciones pero que se van incorporando poco a poco al día a día de los especialistas”. Asimismo, se analizan distintas nuevas herramientas necesarias para dar respuesta a las necesidades de mantenimiento y reparación de esos mismos vehículos.

Durante el pasado mes de enero, el trabajo que se acometió, y que se hizo llegar a los talleres socios de Conepa, tenía como objetivo profundizar en coste, tiempos de reparación y precio de piezas de vehículos eléctricos en unas determinadas intervenciones sobre el sistema propulsor, “en principio de las más costosas que se pueden producir en este tipo de automóviles”, destacan desde la federación.

Para ello se analizaron los tiempos de intervención y los precios de los componentes suministrados por la propia marca, según reflejan las herramientas destinadas a la elaboración de presupuestos, y que se nutren de la información de los fabricantes de vehículos.

Se usaron como ejemplo estos cuatro modelos de vehículos: Renault ZOE, Nissan LEAF, BMW I3 e Hyundai IONIQ, todos ellos con precios entre los 31.700 y los 39.900 euros. También se contrastaron datos de principios de 2020 y de 2021 con el fin de observar posibles variaciones de un año a otro. Se analizaron las siguientes operaciones:

  • Sustitución del motor eléctrico, que en ninguno de los casos presenta despiece, lo que supone la sustitución completa de éste, en algún caso existe la posibilidad del cambio estándar.
  • Sustitución de una celda de la batería en los casos en los que el fabricante lo suministre como recambio de la marca, según las plataformas de valoración.
  • Sustitución del acumulador completo para establecer una comparativa de precios, dado que algunos fabricantes no indican la posibilidad de suministro de celdas independientes.

Las conclusiones extraídas son las siguientes:

Sustitución del acumulador completo

Después de analizar los datos obtenidos lo primero que ha sorprendido ha sido la diferencia de precios para una misma pieza entre los distintos modelos.

Como era de esperar, el componente más caro es el acumulador de energía. Llama la atención de Conepa que en algunos modelos el importe está muy por encima del resto, como es el caso del Hyundai. En el caso del BMW I3 no consta que este elemento se suministre como despiece, pero sí existe la posibilidad de sustituir celdas independientes.

En cuanto a los tiempos de sustitución, son todos muy similares, entre 2,3 y 3,1 horas, requiriendo en general, y a juicio de los técnicos de Conepa, escaso tiempo para tratarse de un elemento tan costoso. Respecto al incremento de precio de un año a otro, la entidad destaca que sorprende que el acumulador de Nissan Leaf se incrementa en más de un 100%, mientras que otros no han variado su precio o lo han hecho ligeramente.

Sustitución de una celda del acumulador

En este apartado, el modelo Nissan Leaf no dispone de la opción de cambiar una única celda teniendo que optar al cambio del acumulador completo. También llama la atención en el informe de la entidad que el precio de esta pieza sea el más caro con diferencia en el modelo de vehículo más económico. Sin embargo, en este mismo modelo el tiempo de intervención calculado es el más bajo de todos.

Sustitución del motor eléctrico

En esta operación es en la que mayores diferencias se aprecian, tanto en precio como en tiempo de sustitución. Los precios oscilan entre los 2.808,58 euros del Renault ZOE y los 10.549,16 euros del Hyundai Ioniq, mientras que los tiempos de sustitución varían entre las 0,6 horas de Renault y las 8 horas de BMW.

De todo ello, Conepa destaca que se desprende una gran disparidad de criterios y de precios entre los fabricantes, como bien se refleja en el resumen ofrecido en el siguiente cuadro, donde se recogen precios (en euros) y tiempo de mano de obra (en horas):

cuadro conepa vehiculos electricos