“España va a apostar para el coche conectado con el 5G, nos tengamos que enfrentar a quien nos tengamos que enfrentar”, ha subrayado el secretario de Estado de Avance Digital, Francisco Polo, al tiempo que el dirigente del PP, Guillermo Mariscal, ha reivindicado “no dar la batalla por perdida” y “no renunciar” pese a esta postura del Ejecutivo Comunitario.

Durante la intervención, Francisco Polo ha justificado su posición señalando que el 5G es más seguro que wifi, que es “un espectro abierto donde puede entrar cualquiera”. “Para garantizar la seguridad del coche conectado es necesario que el espectro que utilice sea un espectro asignado por el Estado, donde podamos ir midiendo quién lo está utilizando”, ha explicado.

Por su parte, Mariscal ha subrayado la importancia del que en materia de avances tecnológicos toda política ha de “hacerse siempre con un acuerdo entre el sector privado y el sector público“, y ha puesto de ejemplo el de las energías renovables durante el Gobierno de José Luis Rodriguez Zapatero. “Cuando se ha pretendido liderar cambios tecnológicos, aventurándose 30 ó 40 años, hemos fracasado”, ha dicho.