Volvo Car es el nombre de un proyecto piloto, basado en la "nube", para desarrollar información sobre el grado de adherencia de las carreteras. Esta iniciativa tiene especial incidencia en la seguridad vial de redes viarias como las de los países escandinavos y forma parte de una acción conjunta de Volvo, de la Administración de Transporte de Suecia (el equivalente sueco de la DGT) y la Dirección Nacional de Carreteras de Noruega.

El sistema ofrecería datos en tiempo real sobre las posibilidades de deslizamientos en carreteras cubiertas por la nieve y, de inmediato, se advertiría a los vehículos cercanos de las precauciones a adoptar, lo que contribuye a hacer la vialidad invernal más segura.
Erik Israelsson, responsable de Proyectos Cooperativos ITS (Intelligent Transport System) de Volvo Cars, ha declarado que "tenemos 50 coches de prueba en las carreteras, y el próximo invierno la flota crecerá considerablemente. Nuestro objetivo es hacer que esta tecnología esté disponible para nuestros clientes dentro de unos pocos años".
El sistema responde básicamente a un mecanismo de funcionamiento, en el que, cuando el coche detecta un obstáculo o una acumulación de hielo o nieve en la carretera, la información se transmite a la base de datos de Volvo Car a través de la red de telefonía móvil. Y se transmite una advertencia instantánea a otros vehículos que se aproximan a la zona resbaladiza, por lo que es posible, para los conductores, tomar medidas inmediatas con el fin de evitar una situación peligrosa.
La aplicación en el vehículo será diseñada para adaptar la alerta al conductor y que, a su vez, coincida con el nivel de riesgo en función de la velocidad del vehículo y las condiciones de la vía. La información sobre la placa de hielo también se envía al administrador de carretera como un complemento a las estaciones de medición existentes a lo largo de la vía.
"Cuando el administrador de carretera tiene acceso a la información de un gran número de automóviles, los datos pueden ser utilizados para hacer el mantenimiento de carreteras en invierno más eficiente", añade Israelsson.