Desde Aema-ITV dan algunos consejos para contribuir a erradicar el Covid-19 del coche. La limpieza del coche empieza con una buena desinfección por dentro y por fuera cada vez que se use, sobre todo, porque hay determinadas superficies en las que el virus sobrevive más tiempo como acero y plásticos (hasta tres días, calculan los expertos). Tampoco hay que olvidarse de ventilar el coche de vez en cuando.

Lo primero es limpiar bien aquello que se ha tocado con las manos, como el tirador de la puerta, el volante, la palanca de cambios y las llaves. Una zona que acumula mucha suciedad son las alfombrillas: se recomienda utilizar un cepillo y pasar después el aspirador, y hacerlo a ser posible con mascarilla. Si son de goma, se aconseja aplicar un chorro de agua caliente a presión. Luego es necesario aplicar un producto que mate los virus.

Se recomienda usar lejía o productos con un alto porcentaje en alcohol (70%), y lavarse bien las manos antes y después de salir del coche.

Tampoco hay que olvidar portavasos, cinturones de seguridad, reposabrazos o el salpicadero, ya que suele atraer mucha suciedad y polvo. Para evitar que se obstruyan las rejillas de ventilación, es importante limpiarlas con frecuencia con un aspirador. También son importantes las ventanillas, ya que están en contacto con el exterior: primero, desinféctalas y, después, pasar un trapo con un líquido limpiacristales.

Si de da el caso de que se ha transportado a alguna persona que pueda estar contagiada, el conductor debe hacer la limpieza con mucho cuidado y siempre con guantes y mascarilla.