Sin duda, los profesionales del taller deben aprovechar la más mínima ocasión para escuchar a sus clientes, conocer sus necesidades y mostrar una actitud abierta y positiva hacia ellos.

Les proponemos una lista de preguntas, tipo test, para que las respondan, ya sea como receptor del taller, responsable de posventa o gerente.

1. ¿Atiendes a tu cliente antes de 30 segundos desde que entra por la puerta?

2. ¿Le miras a los ojos?

3. ¿Le dedicas toda tu atención (o estás controlando el móvil o transmitiendo órdenes a alguno de tus compañeros o empleados)?

4. ¿Cuidas el lenguaje no verbal (o estás cruzado de brazos, o con las manos en los bolsillos)?

5. ¿Te muestras simpático con tu cliente?

6. ¿Le tratas de forma personal (por ejemplo, le llamas por su nombre)?

7. ¿Escuchas a tu cliente?

8. ¿Muestras una actitud profesional (tienes conocimientos de los servicios que ofreces)?

9. ¿Cuidas la vestimenta y tu aseo personal?

10. ¿Te sientes orgulloso de hacer bien tu trabajo?

11. ¿Sorprendes a tu cliente (por ejemplo, le ofreces un café mientras le tomas los datos)?

12. En la entrega del vehículo, ¿invitas a tu cliente a volver la próxima vez?

13. ¿Le invitas a 'continuar la conversación' en las redes sociales?

14. ¿Le llamas por teléfono al cabo de unos días para hacer un seguimiento?