El Parlamento Europeo instó hace un año a la Comisión a que presentara una estrategia de largo recorrido para que la Unión Europea esté libre de esas emisiones para mediados de siglo. En el documento, al que ha accedido el periódico El País, se señala que las políticas vigentes en la UE sólo conducirán a reducir estas emisiones en un 60% para 2050, lo que no sería suficiente para que la UE contribuya a los objetivos del Acuerdo de París. Europa acumula el 10% de las emisiones mundiales.

La estrategia de emisiones cero en 2050 implica aumentar la ambición europea en la guerra contra el calentamiento: en 2009, la UE estableció una reducción para 2050 del 80% al 95% de sus emisiones. Según la información de El País, la Comisión recuerda que se puede crecer económicamente y reducir los gases de efecto invernadero a la vez, tal y como lo ha hecho Europa: entre 1990 y 2016, esas emisiones descendieron en la UE un 22% mientras el PIB crecía un 54%.

Aunque el documento se refiere a la importancia de la electrificación de coches y camiones, no cierra la puerta a "combustibles alternativos", como biocarburantes

Los impactos económicos totales “son positivos a pesar de las importantes inversiones adicionales que requieren”, señala la Comisión. Según los cálculos de Bruselas, el PIB se incrementará en un 2% adicional con las políticas de descarbonización que conducirán al objetivo de emisiones cero. Y eso sin contar con el beneficio económico que supone la erradicación de los daños ocasionados por el cambio climático, que un reciente informe oficial de Bruselas cifraba en 240.000 millones de euros anuales si fracasa el Acuerdo de París.

En el caso del transporte, donde existen importantes presiones de los fabricantes de automóviles, la Comisión no profundiza tanto. Aunque el documento se refiere a la importancia de la electrificación de coches y camiones, no cierra la puerta a "combustibles alternativos", como biocarburantes. El documento sí recoge la polémica técnica de captura y almacenaje de dióxido de carbono, pero la Comisión defiende que su "despliegue" sigue siendo "necesario".

Los Veintisiete deben todavía dar luz verde a esta estrategia, aunque la predisposición parece favorable. Los ministros de Medio Ambiente de una decena de Estados –entre ellos España, Francia e Italia– firmaron hace dos semanas una carta conjunta dirigida al comisario de Acción por el Clima y Energía, Miguel Arias Cañete, en la que le instaban a ser ambicioso y cumplir con el objetivo de cero emisiones en 2050. Sin embargo, países como Alemania no se han pronunciado al respecto.