Con más de 100 comensales y 75 empresas representadas ayer se celebró la tradicional cena que reúne a los recambistas madrileños en torno a su asociación, Amarauto, el día de su patrono, San Cristobal.


El pasado año no pudo celebrarse el encuentro, la crisis económica traducida en falta de patrocinadores, lo impidió. Este año el optimismo reinaba en el encuentro. El presidente de Amarauto, Ricardo Segura, al dirigirse a los asistentes, se puso como objetivo para la cena del próximo año lograr el doble de asistentes.

La cena de San Cristobal contó este año con el apoyo de Adine, AER, Amolux, Cecauto, Dayco, Exide, Federal Mogul, Filtros Cartes, Fram, Ghibaudi, Grovisa, Hella, Krafft, Motortec Automechanika Ibérica, Yuasa y ZF.

La celebración sirvió de escenario para la primera presentación pública de Miguel Aguilar, nuevo director de Motortec Automechanika Ibérica, que aprovechó la ocasión para reivindicar la feria como punto de encuentro del sector.

En los postres se hizo entrega de los trofeos correspondientes al campeonato de mus que Amarauto celebró el pasado día 8 de mayo y que ganaron Miguel ángel Jorquera y Raúl Rincón bajo los colores de Recambios Vallecas.

El acto se celebró con el reconocimiento a toda una vida dedicada al recambio por Felix Sacristán de Recambios Roes y que fue recogido al estar enfermo por su hijo Gustavo Sacristán, hoy al frente del negocio.