AMDA ha elaborado un estudio entre los gerentes y propietarios afiliados a la Asociación Madrileña para conocer cómo evalúan algunos de los temas de mayor importancia en relación con las medidas que se toman y las que se deberían tomar en el ámbito de la movilidad.

Madrid Central, que entró en vigor el 16 de marzo, después de un periodo de pruebas en el que no se sancionaba al infractor, es la medida estrella del Ayuntamiento de Madrid para mejorar la movilidad y el aire de la ciudad.

Para la mayoría de los gerentes de AMDA esta medida está afectando a las ventas de coches y no está sirviendo para que se renueve el parque de vehículos viejos por otros nuevos menos contaminantes, según el 79% de los encuestados. Además, un 95% de los gerentes cree que la alcaldesa y la Comunidad de Madrid deberían sentarse a hablar con los representantes de AMDA antes de tomar medidas de restricciones a los vehículos, ya que deberían contrastar con ellos los beneficios y los perjuicios económicos que pueden llegar a producir.

De hecho, el 89% de los miembros de AMDA señala que la renovación del parque de vehículos es la clave para resolver los temas medioambientales de al aire de Madrid. Y, sin embargo, un 53% opina que el vehículo eléctrico será el futuro del concesionario y de la movilidad en Madrid y que las administraciones deberían de apoyar en este sentido, aunque el 21% de los gerentes no cree que sea el vehículo eléctrico la solución, mientras que un 26% no sabe o no contesta.

En lo que sí parecen estar, en gran medida, de acuerdo es que el tráfico de exposición aumenta y las ventas también cuando la marca a la que representan hace publicidad en televisión (89%), pero también cuando se realizan eventos o presentaciones locales (11%). Este sería un factor clave a la hora de renovar uno de los parques de automóviles más viejos de Europa.

Según explica Moisés González, presidente de AMDA, “parece que todos los asociados tenemos muy claro que cuando las medidas no son consensuadas entre los diferentes actores del mercado del automóvil, éstas acaban no siendo suficientemente correctas en forma y tiempo, con lo que la economía de muchos negocios y el trabajo de muchas personas se ve afectado. Las transiciones se deben realizar cuando todos los matices confluyen y se está preparado para asimilar los cambios”.