Ancera califica el año 2020 como un año “atípico” hacia un 2021 que va a significar una recuperación económica para el sector. Según los datos que baraja la Asociación Nacional de Comerciantes de Equipos, Recambios, Neumáticos y Accesorios de la Automoción, la vacuna va a significar “una inyección de optimismo en la economía, aunque la recuperación será todavía lenta”.

El sector de la distribución de recambios y la posventa ha tenido “un año complicado”, según la patronal. Cuando se decretó el Estado de Alarma, el sector luchó para que fuera considerado “servicio esencial”, a pesar de lo cual los datos durante los meses de marzo y abril fueron malos, llegando a bajadas en facturación de hasta el 88%. “Pero el inicio de la 'nueva normalidad' ha supuesto una reactivación del sector que, progresivamente, ha ido recuperándose del mazazo del primer y segundo trimestre, llegando a una cifra de negocio acumulada del 86%, a fecha del 30 de septiembre, respecto del año anterior”, reconocen desde Ancera.

Según explica Carlos Martín, secretario general de la asociación, “los ERTEs acogidos por nueve de cada diez distribuidores han ayudado a reducir costes y los préstamos ICO han dado algo de aire a la liquidez de las empresas. Ahora debemos continuar trabajando en que las medidas de reactivación sean flexibles para el sector y debemos de dotar a nuestras empresas de recursos para una recuperación plena”.

La distinta normativa que marca la actividad y la competitividad del sector ha continuado señalando el camino de Ancera durante este 2020. En este sentido, el reglamento de homologación de vehículos, Reglamento UE 2018/858, vigente desde el 1 de septiembre de 2020, garantiza a los operadores independientes el acceso a cualquier tipo de información técnica al mismo nivel que los operadores autorizados. La patronal señala que este reglamento se traduce en que el sector independiente podrá acceder en igualdad de condiciones a la información técnica del vehículo. Además, revisa y endurece el sistema de vigilancia y supervisión de su cumplimiento.

En cuanto al acceso a los datos y recursos del vehículo, así como la comunicación con éste y el conductor, en Massachusetts se ha marcado un antecedente. El mismo día de las elecciones en Estados Unidos, Auto Care Association pidió al electorado que se pronunciará sobre si los propietarios de los vehículos podían tener acceso y control de los datos mecánicos de sus vehículos. La respuesta del electorado fue masivamente positiva. Para la Auto Care Association, esta victoria “no solo significa garantizar el derecho a miles talleres de todo el estado a acceder a los datos que transmite su vehículo por vía telemática, sino que también es una victoria para los propietarios de automóviles que se ven favorecidos por la competencia en la reparación de automóviles”.

Dentro de esta línea, Ancera ha seguido trabajando intensamente en la directiva de diseño para poder competir en la compraventa de piezas visibles o en el bloque de exención de vehículos, entre otros. “Este último apartado es clave para nuestros asociados, ya que, así es cómo se garantiza la posibilidad de elegir con qué pieza y en qué taller podemos reparar nuestro vehículo, así como la libertad de compraventa entre operadores independientes”, asegurando una competencia efectiva en el mercado. Durante 2021, Ancera va a continuar haciendo énfasis en estas y otras temáticas relacionadas, claves para el presente y futuro del sector.

Por su parte, José Luis Bravo, presidente de Ancera, destaca la importancia de la labor que ha realizado la entidad en la defensa y representación de los intereses de la distribución durante 2020. “Desde la asociación se ha puesto a disposición de los socios todos los recursos necesarios para el día a día de nuestras empresas”.

Entre estos informes y servicios para la distribución, Ancera ha trabajado especialmente en el acceso al parque circulante de vehículos, distribuido por regiones, marca y antigüedad, incluyendo proyecciones futuras que facilitan herramientas para el negocio. También se ha ocupado de que el sector pueda ofrecer los distintivos medioambientales, el servicio de experiencia de cliente y otros informes internos realizados “por y para nuestros asociados”.