Ancera y Sernauto, con el patrocinio de Motortec, han celebrado hoy en Madrid la tradicional Comida de Navidad. En ella, Miguel Ángel Cuerno, junto a Rafael Pardo (Aedra), presentaron las nuevas etiquetas no manipulables que marcarán las piezas vendidas en los desguaces o CAT. “Queremos que las piezas que se venden en los CAT estén debidamente marcadas y que no se confundan con otro tipo de piezas. Es algo que nos demandaba el sector desde hace año y medio”, explicó Pardo.

Además, Miguel Ángel Cuerno aprovechó la reunión para recalcar que su período como presidente de Ancera acaba el 18 de diciembre de 2019 y que no se presentará a la reelección. “Soy partidario de que no haya presidencias largas; de hecho, hace cuatro años me presenté porque no se presentó nadie más. Ahora, además, se han cambiado los estatutos para que un presidente esté como máximo ocho años en el cargo”, explicó Cuerno, quien añadió que “con el Comité que tiene actualmente Ancera, será difícil que la asociación no tome el camino adecuado”. Además, Cuerno señaló su voluntad de continuar en el sector, “aunque no sé donde”.

El presidente de Ancera aprovechó el evento para anunciar que los días 12 y 13 de junio, en Barcelona, se celebrará la primera Convención Mundial del Recambio Independiente, organizada junto a Cira y que contará con “los líderes mundiales del sector”. Además, conjuntamente, se celebrará la reunión de Comité Ejecutivo y Asamblea de Figiefa.

Por su parte, Benito Tesier, presidente de la Comisión de Recambios de Sernauto, definió al sector como “una gran familia, que luchamos juntos por unos ideales comunes, por hacer más grande el sector de la posventa”. Tesier vaticinó cambios, “en la movilidad o en la digitalización. Y mantenemos un compromiso con la descarbonización de las ciudades, pero con la necesidad de hacerlo de forma inteligente y progresiva. Sin poner en peligro nuestra competitividad y empleo”.

Además, David Moneo, director de Motortec y Eduardo López-Puertas, presidente de Ifema, dieron la bienvenida a los asistentes y avanzaron que la edición 2019 de la muestra madrileña será “un ferión”, ya que ya se ha ocupado el 97% del máximo de superficie expositiva con que contará el certamen.