La Asociación Nacional de Comerciantes de Vehículos (Ancove) ha solicitado al director general de Tráfico, Pere Navarro, que agilice los trámites para la rematriculación de los vehículos. “Aunque ciertamente se han producido pocas operaciones durante los meses de marzo, abril y mayo, los comerciantes se encuentran con que los escasos vehículos vendidos no se pueden rematricular en las Jefaturas Provinciales de Tráfico”, indican desde Ancove.

En la mayoría de los casos, se trata de unidades que los comerciantes de vehículos adquirieron antes del confinamiento y que, en algunos casos, han conseguido vender con mucho esfuerzo a través de Internet. Sin embargo, ante la imposibilidad de poner los coches a nombre del nuevo comprador, se encuentran con que estas ventas peligran, pues algunos clientes, que no pueden usar sus vehículos, se quieren echar para atrás.

Por este motivo, Ancove ha solicitado a la DGT que el sector de la automoción necesita con urgencia que se reabran las Jefaturas Provinciales de Tráfico con las medidas de seguridad correspondientes a la situación sanitaria actual para poder tramitar los vehículos pendientes. Pero, además, considera que con la vuelta de la actividad, aunque sea paulatina, se puede producir un colapso en los expedientes.

Además, el presidente de Ancove, Elías Iglesias, ha recordado a Pere Navarro la importancia económica de reactivar lo antes posible la venta de vehículos de segunda mano, incluso por el beneficio que implicaría para las arcas públicas por los ingresos fiscales que se pueden recuperar.