La Policía Autonómica está recorriendo la comarca de A Mariña en busca de talleres de reparación de automóviles y puntos de venta de vehículos ilegales. La semana pasada han estado indagando sobre posibles focos de actividad irregular.

La operación es consecuencia directa de la denuncia colectiva presentada por el sector, a través de la Asociación Provincial de Reparación y Venta de Automóviles y Recambios (Aprevar) que, en asamblea, tomó el acuerdo de trasladar a las autoridades su preocupación por la posible existencia de talleres clandestinos, de puntos de venta de vehículos en situación irregular y de actividades particulares que están haciendo competencia desleal a aquellas empresas que trabajan y cumplen la ley, incluido el pago de los impuestos.

Según el presidente de Aprevar, Luis Abelleira, creen que en la comarca existen unos 30 focos de actividad que pueden estar en situación irregular. El abanico de situaciones que describen es variado, va desde talleres clandestinos, hasta profesionales que por el día están trabajando en una empresa y por la noche se dedican a reparar por su cuenta o que incluso hacen horas extras en otra empresa.

También se quejan de la supuesta existencia de puntos de ventas de vehículos situados en suelo rústico o los que plantan el cartel de "Se Vende" en la ventanilla del vehículo aparcado en cualquier calle, junto a una carretera o en alguna finca próxima. Estos casos proliferan mucho últimamente; algunos concellos tienen transferida la competencia en esta materia, pero otros no.

Las irregularidades que denuncia el sector son susceptibles de perseguirse desde varios frentes, bien como un delito o una irregularidad de tipo medioambiental, como sería cambiar los aceites en cualquier parte, tirándolos, o mantener vehículos en fincas; o bien por desempeñar un trabajo careciendo de licencia de actividad, entre otros.

Las quejas sobre este intrusismo profesional no son exclusivas de la comarca o de la provincia de Lugo, sino que se extienden al resto de Galicia. Según explicó el presidente de Aprevar, también han presentado la denuncia a través de la federación gallega de talleres, de manera que se está actuando en las cuatro provincias. La preocupación del sector por este asunto es considerable, prueba de ellos es que, según explicó Abelleira, la última asamblea se convocó para tratar este tema específicamente.

Visto en | La Voz de Galicia