El Plan MUS ayudará a los particulares en la adquisición de vehículos (turismos, motocicletas o cuadriciclos ligeros) que funcionen con energías menos contaminantes. El total de los incentivos ascienden a 5.500 euros cuando el particular desea adquirir un turismo híbrido enchufable o de pila de combustible, mientras que en caso del combustible alternativo bi-fuel alcanzan hasta 2.500 euros, informa la web de Faconauto.

Estos incentivos irán destinados a aquellos vehículos que tengan un precio máximo de venta de 32.000 euros sin IVA en caso de los turismos eléctricos, o 25.000 euros en el caso de turismos gas. Además, de los dos millones iniciales más de la mitad contemplará la subvención de puntos de recarga para vehículos eléctricos, tanto en entidades públicas como privadas.

En cuanto a los concesionarios, se deberán acompañar estas ayudas con hasta 1.000 euros para la instalación del punto de recarga eléctrico en el proceso de compra de vehículos eléctricos o híbridos enchufables, o como descuento adicional para las demás categorías.