La firma TNS Spain acaba de presentar el balance del sector automoción en 2014 y los pronósticos para este curso. Destaca, en el segmento posventa, que el parque español sigue envejecido, pues el pasado enero arrancó con un 53% de los vehículos por encima de los diez años de vida.

 

Asimismo, los automovilistas se informan cada vez más antes de realizar una intervención en su vehículo. Sin duda, la confianza y el precio dos de los factores principales para elegir dónde realizar la intervención, al tiempo que todos los agentes de servicio han hecho esfuerzos para ajustar los precios.

Los automovilistas también siguen mostrando mayor satisfacción con los talleres independientes, aunque la percepción del servicio mejora en todos los canales. Más allá de los descuentos, demandan servicios que les faciliten la vida, principalmente garantizándoles la movilidad.

En conclusión, 2014 fue un año de estabilidad en volumen de negocio y cabe esperar, de cara a este 2015, que sea el ejercicio que marque el punto de ruptura que modifique la tendencia devolviendo cifras positivas al sector.

No obstante, los diferentes agentes deben tener en cuenta que aunque los datos mejoren, la situación seguirá siendo de fortísima competencia.

Por todo ello, futuro pasa por:

- Entender que los automovilistas son más exigentes y están más informados
- Mantener precios ajustados
- Seguir mejorando la satisfacción de los clientes
- Trabajar estrategias de fidelización orientadas a facilitar la movilidad del automovilista
- Cuidar y mejorar la información e imagen que transmitimos en Internet