En los primeros nueve meses del año hubo un retroceso del 20,2 % en la producción de automóviles en Argentina, las exportaciones sufrieron una fuerte contracción del 26,6 %, producto de la recesión del mercado brasileño, mientras que las importaciones subieron un 36,6 %.

Durante los 9 primeros meses del año se produjeron 347.895 unidades en ese período, según consignó un informe de la consultora IES Investigaciones Económicas Sectoriales. En tanto, las exportaciones de vehículos en el acumulado de nueve meses de 2016 sufrieron una fuerte contracción del 26,6 % al totalizar 142.819 unidades vendidas al exterior, producto de la recesión del mercado brasileño, mientras que las importaciones llegaron a las 344.226 unidades, con una subida del 36,6 %, con respecto a igual período de 2015.

Por las transacciones realizadas en el período enero-septiembre de 2016, los camiones y utilitarios abarcaron el 53 % del total exportado; los vehículos particulares conformaron el 45 %, mientras que los transportes de pasajeros sólo un 2 %, lo que confirmó la tendencia ascendente de venta al exterior de utilitarios.

De acuerdo con el análisis, el saldo comercial del sector de automoción arrojó un déficit de 1.283 millones de dólares (1153,5 millones de euros)en el acumulado de los nueve meses de 2016, lo que significó una reducción significativa del 289 % con respecto a igual período de 2015.

Este "comportamiento" ha sido "motivado por el fuerte incremento de las unidades importadas, sumado a una contracción de las unidades exportadas que, en conjunto, revirtieron el resultado positivo registrado en los últimos dos años", sostiene el informe. "Por amplia diferencia, el principal destino exportador sigue siendo Brasil, que adquirió el 69,4 % de los rodados medido en valores. A pesar de esto es válido remarcar que el vecino país redujo considerablemente su participación, ya que en igual período del año 2015 alcanzaba el 76,9 %", manifestó la consultora.