Las asociaciones integradas en Conepa apoyan estos días una campaña informativa desde sus talleres miembro a sus clientes sobre la conveniencia de revisión profesional de los vehículos de turismo y motocicletas. “No sólo la inactividad prolongada, sino también la necesidad de pasar la ITV e incluso la revisión de los sistemas de climatización de cara al verano son motivos que hacen aconsejable acudir al taller”, señala Víctor Rivera, secretario general de la federación.

Con directrices facilitadas por la propia Conepa, los talleres recuerdan a sus clientes que ya pueden acudir a sus instalaciones para cualquier servicio que necesiten sus vehículos. “Después de todas las dudas que hubo al principio del estado de alarma sobre la posibilidad o no de apertura y la consideración posterior de incluir expresamente a los talleres como servicios esenciales, sigue habiendo cierta desinformación entre los usuarios en relación con nuestro colectivo”, explica Rivera, para añadir que “los talleres pueden abrir ya sin ninguna restricción -ni siquiera es obligada la cita previa-, aunque siempre respetando las medidas de higiene y seguridad para evitar contagios en sus instalaciones”.

Precisamente, los aspectos relacionados con estas medidas son considerados prioritarios a la hora de informar a los clientes. “Los talleres están realizando un gran esfuerzo económico y organizativo para cumplir las normas y eso se debe compartir con la ciudadanía para generar confianza a través del mensaje de que nuestras instalaciones son lugares seguros”, subraya el secretario general de Conepa.

Además, la propuesta de Conepa a los talleres asociados contiene tres razones argumentadas desde el punto de vista técnico para invitar a las revisiones:

  • Las secuelas de la inmovilidad en los vehículos. La revisión del vehículo tras el confinamiento dependerá en gran medida del grado de utilización que el usuario haya hecho del coche o moto. Esta inspección no tendrá la misma importancia si se ha utilizado el automóvil para realizar desplazamientos esenciales, como los destinados a hacer la compra de alimentos y artículos de primera necesidad durante el estado de alarma, si el propietario ha cumplido las recomendaciones técnicas aconsejadas cuando un vehículo va a pasar una temporada sin moverse, o si se ha limitado a tener su coche o moto parados. En cualquiera de los dos primeros supuestos, no será necesario someter el vehículo a profundas revisiones, aunque siempre será recomendable una visita al taller para asegurar su adecuado mantenimiento.

En los casos en los que el vehículo no se ha utilizado en ningún momento, será de máxima prioridad la visita al taller, siendo probable que, si no se ha arrancado unos minutos de forma periódica durante el periodo de confinamiento, sea incapaz de ponerse en marcha debido a la descarga de la batería. Conepa apuesta por la revisión de hasta trece puntos diferentes, desde los básicos y conocidos (baterías, neumáticos, niveles de fluidos), hasta los relacionados con la limpieza interior y exterior (polvo y las siempre complicadas manchas de excrementos de aves, de efectos muy negativos para las carrocerías), pasando por el estado de frenos, escobillas limpiaparabrisas, filtros, lámparas, etc.

  • El paso de millones de vehículos por las ITV. Las estaciones de ITV pueden abrir ya, pero siempre con cita previa. Millones de vehículos tienen esa “asignatura” pendiente en estos momentos. La mayoría de ellos irá a los talleres para realizar la siempre recomendada revisión de pre-ITV. Muchos también dejarán en manos de sus profesionales de confianza el propio acto físico de llevar el coche o la moto hasta la ITV.

Los talleres van a recibir muchas consultas relacionadas con la prórroga de los plazos para pasar la preceptiva revisión. Aunque habrá que esperar a la finalización del estado de alarma para hacer los cálculos y determinar las fechas tope correspondientes a cada vehículo, en función de cuando pasó su anterior inspección o cuando fue matriculado (en el caso de los vehículos que se ven obligados por vez primera a realizar este control), Conepa aconseja a los talleres que se vayan familiarizando con la “fórmula” de cálculo para la determinación de la prórroga que corresponda a cada vehículo, según la Orden SND 413/2020, de 15 de mayo.

De momento, a la hora de informar a los clientes, lo mejor es llamar la atención de aquellos que tengan vehículos cuya ITV haya caducado desde marzo hasta ahora para dar cierto orden a la demanda de servicios de talleres e ITV, y así evitar una avalancha de trabajo a la que no se podría responder adecuadamente.

  • Revisión del estado de climatización de los vehículos. Las campañas de revisión y puesta al día de los equipos de climatización, con las recargas periódicas necesarias, se desarrollan normalmente a partir de abril, por lo que Conepa aconseja recordar a los clientes que es el momento adecuado para acometerlas.