Campos Racing pone en marcha la tercera edición de su Curso Superior Universitario de Técnico Especialista en Motorsport, dirigido a titulados o estudiantes de ingeniería, pilotos y profesionales de automoción. Este curso ofrece una extensa formación teórica y práctica a sus alumnos, que les llevará a conocer cómo trabaja un equipo de competición desde dentro. Las prácticas harán que los estudiantes formen parte de estructuras presentes en Fórmula 2, GP3, Mundial de Turismos o Fórmula E.

La base teórica se desarrollará entre octubre y diciembre de 2017 (280 horas), mientras que las prácticas en taller se llevarán a cabo entre enero y marzo de 2018 (385 horas) y las prácticas en carrera, de marzo a noviembre de 2018 (215 horas).

Una vez superado el curso, los alumnos obtienen el título de Técnico Especialista en Motorsport, expedido de forma conjunta por la Universidad Rey Juan Carlos I y Campos Racing, con el apoyo de la Real Federación Española de Automovilismo. Basados en la experiencia de las dos primeras ediciones, la tasa de incorporación de los alumnos al mundo laboral es del 75%.

Adrián Campos, ex piloto y fundador del equipo de carreras Campos Racing, ha ganado títulos en algunos de los campeonatos más importantes del panorama automovilístico internacional, como el Open by Nissan, European F3 Open o la GP2. También sabe lo que es subir a lo más alto del podio en el Mundial de Turismos y en la Fórmula E, donde mantiene un importante acuerdo técnico con el equipo Mahindra Racing.

“Una de las primeras labores que tenemos que hacer es conocer bien a quienes se incorporan al equipo, porque hay ingenieros que son capaces de sacar lo mejor del coche trabajando delante de un ordenador y, en cambio, hay otros que tienen don de gentes y saben obtener el mejor rendimiento de un piloto, y todo esto se traduce en resultados”, explica Adrián Campos, quien afirma haber visto a técnicos que pueden dar información, sobre estrategia, estadísticas, datos, etc., que nadie es capaz de obtener y también adelantarse a las exigencias y necesidades del equipo en cada momento, pero que no saben sacar lo mejor de los pilotos.

Por otro lado, el responsable afirma que “están aquellos ingenieros que son como psicólogos y son capaces de maximizar las capacidades de los pilotos. Es importante, porque si un piloto ve que su ingeniero duda, las cosas no van a ir bien. En cambio, si sale al circuito con confianza, pensando que tiene el mejor equipo y el mejor coche, sale a ganar. Para nosotros todo esto es muy importante: tenemos que darnos cuenta de qué tipo de ingeniero es cada uno y entonces dirigirlo hacia el camino adecuado para obtener los mejores resultados”.