La Confederación Española de Talleres de Reparación y Afines, Cetraa, con motivo del incremento de desplazamientos previstos para el periodo estival, advierte a los automovilistas del riesgo que conlleva realizar la revisión de su vehículo en un taller clandestino.

No olvidemos que tan importante resulta realizar una revisión prevacacional que minimice el riesgo de averías y maximice la capacidad de respuesta ante imprevistos en la carretera como el hecho de realizar dicha revisión en un taller que garantice la calidad de la misma.

De los 80 millones de desplazamientos que según las previsiones de la DGT tendrán lugar en las carreteras españolas este verano, un 25% (20 millones) serán realizados en vehículos en los que no se ha llevado a cabo ningún tipo de revisión prevacacional.

Si a esto se le añade la estimación de que una de cada cinco revisiones se habrá hecho en un taller ilegal, se obtiene la escalofriante cifra de 32 millones de desplazamientos realizados en vehículos no revisados recientemente o revisados sin garantías.

Cetraa desea recordar a los conductores que una revisión realizada en un taller legal no sólo cumple con los requisitos de calidad y seguridad necesarios, sino que otorga una garantía mínima de tres meses sobre cualquier reparación o sustitución llevada a cabo, utilizando para los mismos recambios de calidad original o equivalente.

Éstas son condiciones que, por razones obvias, un taller clandestino no puede cumplir, empleando, en las reparaciones y sustituciones, repuestos y maquinaria de dudosa procedencia. Conviene señalar que, en última instancia, el responsable legal del correcto mantenimiento de un vehículo es su propietario.