El director general de Itevelesa, Fernando Rodiño, junto con la consejera de Fomento de Ceuta, Susana Román, y el Secretario General de Aeca-ITV, Luis Rivas, presentaron las XXIV Jornadas Nacionales que se celebran en Ceuta, concretamente en el Teatro Auditorio Revellín.

 

El evento acoge a unos 150 congresistas, se expondrán diez ponencias que abordarán el control técnico de los vehículos, las novedades normativas nacionales e internacionales en materia de ITV, las nuevas tecnologías en el sector y el retorno positivo que para la sociedad supone la prestación del servicio de ITV.

Entre los participantes a las jornadas está programada la asistencia de representantes de Comunidades Autónomas, Ministerio de Industria, Energía y Turismo y Dirección General de Tráfico, así como del Comité Internacional para la Inspección Técnica de Vehículos (CITA).

Durante la presentación los ponentes hicieron especial hincapié en la contribución que hacen las ITVs a la seguridad en carretera y al medio ambiente frente a la frecuente trivialización que se hace de las inspecciones al identificarlas o compararlas erróneamente con una tasa obligatoria.

Así, se recordó que las ITVs ayudan a la protección medioambiental, controlando las emisiones de los vehículos y comprobando que los mismos estén en buenas condiciones de uso. En cuanto a las estimaciones de cuál su impacto para reducir el número de siniestros en España, se estima en una reducción del número de accidentes en 11.000 casos, el de heridos en carretera en similar cuantía y en la reducción de víctimas mortales en 170 personas.

Al mismo tiempo, se avanzó el número de las inspecciones técnicas de vehículos realizadas a lo largo de 2014 y el porcentaje de vehículos rechazados, datos que se darán a conocer de una forma más desglosada y ampliada la semana que viene. A este respecto, los datos que se adelantaron son que las inspecciones técnicas de vehículos realizadas en toda España en el año 2014 fueron 18,5 millones, un 3% más que el curso anterior.

Sobre estos vehículos inspeccionados, 3,3 millones (18%) fueron rechazados por presentar, al menos, un defecto grave, teniendo que volver a ITV tras su reparación. Se detectaron y repararon 5,7 millones de defectos graves. En este sentido, los sistemas del vehículo que presentaron mayor número de defectos graves fueron en el alumbrado y señalización (1,4 millones de defectos) y en neumáticos y ruedas (1,3 millones de fallos).