Ayer, 24 de junio, tuvo lugar el webinar ‘China: Oportunidades de negocio para los proveedores españoles de automoción’, organizado por la Asociación Española de Proveedores de Automoción (Sernauto) con el objetivo de dar una visión actualizada del sector en dicha economía y proporcionar información de valor que sirva de apoyo a las empresas en sus estrategias en mercados internacionales.

Sonia López, presidenta de la Comisión Exterior de Sernauto, introdujo el seminario virtual resaltando el fuerte carácter exportador de los proveedores españoles de automoción, una de sus principales señas de identidad. “En estos momentos, en automoción China es uno de los mercados que mayor dinamismo está presentando, en el que se han adoptado medidas para estimular la demanda en el sector automoción tras la paralización desencadenada por el coronavirus” y añadió que “este país es el 1er fabricante mundial de vehículos y 2º parque vehicular mundial y respecto a España, uno de nuestros principales socios comerciales. De hecho, en los últimos años, este mercado ha presentado unas tasas de crecimiento tales que se está convirtiendo en un cliente importante de nuestras exportaciones y de los pocos que ha cerrado el primer trimestre de 2020 con tasas de crecimiento”.

La primera ponencia corrió a cargo de Eduardo Morcillo, managing partner de InterChina Consulting, quien, en directo desde Shanghái, presentó como ha reaccionado la economía asiática ante la crisis, la cual presenta un índice de producción industrial superior al 50%, lo que indica su rápida recuperación, con un ejemplo claro en el sector automoción, con una cadena de producción ya en niveles de actividad al 98% Actualmente se está observando un fuerte proceso de consolidación a nivel interno entre empresas locales y una segunda oleada de inversión china hacia mercados exteriores, tales como Europa o América Latina con el objetivo de generar multinacionales. Las empresas foráneas están aplicando el “China for China” como alternativa para abordar este mercado ya que va a ser cada vez más complicado vender en él exportando. Es un mercado diseñado para tener la cadena de valor localizada en el mismo.

Respecto a las estimaciones sobre las ventas de vehículos, se considera que el año cerrará con sólo una caída de un 10%, con unas cifras en torno a los 19 millones de unidades. No obstante, se estima un aumento de la demanda en el segmento de precio más alto, en inversiones en la cadena de valor vinculada al vehículo eléctrico y otras tecnologías alternativas, avanzando en el segmento de electrónica en automoción. Destacó dos claras tendencias: el papel del segmento aftermarket, que es una de las áreas que mayor impulso va a experimentar y el fuerte proceso de consolidación entre OEMs y en los niveles de suministro Tier1 y Tier2.

Respecto a las previsiones del mercado para el segundo semestre del año, como trasladó Eduardo Morcillo, dependerá de la confianza de los consumidores, pero lo que sí se observa son dos cambios disruptivos: la presencia de Tesla en China, que se estima va a incrementar las ventas del vehículo eléctrico; y, por otro lado, hay una gran parte del segmento de consumidor joven que antes utilizaba el transporte público y las alternativas de movilidad vinculadas a las IT nuevas tecnologías y que ahora prefiere el vehículo privado.

Jesús Cuéllar, head of Air and Oceans Sales Iberia en DB Schenker, centró su presentación en las opciones de transporte de mercancías disponibles entre China y España, haciendo especial hincapié en las soluciones de logística más innovadoras, vinculadas al transporte combinado, y a las que se realizan por tren o terrestre, con las diferentes rutas y opciones existentes. En la comparativa realizada entre transporte aéreo, marítimo, combinado, en tren o por carretera, se pudo observar las oportunidades y las ventajas que cada uno ofrece, en función de las prioridades y necesidades del mercado y/o clientes.

Para finalizar, Oskar Ortega, business Development Manager de RTS, asociado de Sernauto, compartió su experiencia de cómo un fabricante español de componentes decidió expandirse hacia un mercado “nuevo” como China, motivado por razones estratégicas, así como por el potencial de consumo interno que presentaba este país. Tras 15 años implantados en China, con un mercado y una cultura que han implicado su adaptación y reorientación, y con un equipo local comprometido con la empresa, han fortalecido su presencia con la creación de una filial técnico-comercial y una trading company, con el objetivo de fortalecer su presencia no sólo en el mercado local sino en toda la zona de Asía-Pacífico. Actualmente, son proveedores tanto para la cadena de suministro, especialmente en vehículo eléctrico, como para el recambio en el mercado local, logrando la diversificación de la propia matriz.