La asociación europea Clepa ha mostrado su apoyo al objetivo de la Comisión Europea para mantener el sector del transporte europeo, en general, y la industria europea del automóvil, en particular, a la vanguardia de la formación en la movilidad del futuro.

Desde la patronal europea defienden que los proveedores de componentes de automóviles son líderes mundiales en tecnologías para vehículos de bajo consumo, bajas emisiones e invierten fuertemente en el desarrollo de la conducción conectada y automatizada. Pero se requerirá una gran variedad de soluciones tecnológicas para satisfacer, cada vez más, las diversas necesidades de movilidad de la sociedad.

“La Unión Europea tiene la tarea de hacer el mejor uso posible de su base de producción en la carrera global por la competitividad y el liderazgo de la tecnología”, ha declarado Sigrid de Vries, secretario general de Clepa. El apoyo financiero de los Estados miembros y la Unión Europea para la I D (en particular a través de Horizonte 2020 y CEF), acorde con la inversión sustancial del sector privado, seguirá desempeñando también un papel importante.

La comunicación de la Comisión Europea, “Europa en movimiento - Una agenda para una transición socialmente justa hacia una movilidad limpia, competitiva y conectada para todos”, promueve un enfoque global e integrado hacia la lucha contra los desafíos y oportunidades que ofrece la rápida transición a una movilidad inteligente, segura y sostenible.

Clepa da la bienvenida a la participación de todas las partes interesadas en el proceso de toma de decisiones, incluidas las autoridades internacionales, europeas, nacionales y locales, sindicatos, industria y sociedad civil en general. Pero también es importante, según la asociación, regular las normas locales o nacionales que se contradicen entre sí, dando lugar a la fragmentación en toda la Unión Europea.

Del mismo modo, Clepa insta a la necesidad de mantener estrechos vínculos y la cooperación con la Comisión Económica de las Naciones Unidas para Europa, un foro de referencia para las normas armonizadas en todo el mundo. Según la patronal, la armonización técnica mundial fomenta el comercio internacional de vehículos y sus componentes, además de contribuir a preservar el liderazgo de Europa en la fabricación.