La Comisión Nacional de la Competencia, tras las inspecciones realizadas los días 4, 5 y 6 de junio y 23, 24 y 25 de julio de 2013, incoa expedientes sancionadores por posibles prácticas anticompetitivas consistentes en la fijación de precios y condiciones comerciales y de servicio, así como el intercambio de información comercialmente sensible en el mercado español de la distribución de vehículos de motor de las marcas Volkswagen, Audi y Seat, Nissan, Toyota, Land Rover, Hyundai y Opel.

A la vista de determinada información relacionada con posibles conductas anticompetitivas en el mercado de la distribución de vehículos de motor en España, la Dirección de Investigación inició, de acuerdo con el artículo 49.2 de la Ley 15/2007, de 3 de julio, de Defensa de la Competencia (LDC), informaciones reservadas tendentes a determinar, con carácter preliminar, la concurrencia de circunstancias que justificasen la incoación de expediente sancionador.
En el marco de dichas informaciones reservadas, con fecha 4, 5 y 6 de junio de 2013 la Dirección de Investigación realizó inspecciones en las sedes de asociaciones de concesionarios de las marcas Volkswagen, Audi y Skoda (Acevas), Seat (Ancosat), Opel (Ancopel) y Ford (Acoford), así como en la Federación de Asociaciones de Concesionarios de la Automoción (Faconauto), en los concesionarios M. Conde, Carhaus y Safamotor y en la empresa ANT Servicalidad y, posteriormente, con fecha 23, 24 y 25 de julio de 2013, en las sedes de Nissan Iberia, Renault España, Toyota España y Snap-On Business Solutions.
Por ello, incoa expediente sancionador contra Nissan Iberia, Renault España, Toyota España, Chrysler España, General Motors España, Fiat Group Automobiles Spain, Ford España, Chevrolet España, Hyundai Motor España, Honda Automóviles España, Kia Motors Iberia, Peugeot Citroën Automóviles España, Volkswagen Audi España, Seat, las consultoras Urban Science y Snap-On Business Solutions y contra numerosos concesionarios de las citadas marcas, por posibles prácticas anticompetitivas consistentes en acuerdos para el intercambio de información comercialmente sensible y estratégica entre empresas fabricantes y distribuidoras de vehículos de motor en España.
Estas conductas se consideran como infracciones muy graves, que podrían suponer una multa de hasta el 10% del volumen de negocios total de las entidades infractoras en el ejercicio inmediatamente anterior al de imposición de la multa.
Se abre un periodo máximo de 18 meses para la instrucción de estos expedientes y para su resolución por la Comisión Nacional de la Competencia, sin que la incoación de estos expedientes prejuzgue el resultado final de las investigaciones.
En este contexto, la Federación de Asociaciones de Concesionarios de la Automoción (Faconauto) ha indicado que la incoación por la CNC de expedientes sancionadores a empresas del sector del automóvil no prejuzga el resultado final de las actuaciones, que confirmarán que el nivel de competencia en el sector es el más alto entre los sectores estratégicos de la economía española. En este sentido, la patronal de los concesionarios ha recordado que el nivel de competencia en la distribución de automóviles está asegurada, al existir una fuerte concurrencia entre marcas y entre los concesionarios de una misma marca, lo que garantiza a los compradores los mejores precios.
A pesar del cierre de 1.150 concesionarios y de la pérdida de 52.380 puestos de trabajo desde el inicio de la crisis (2007), las empresas del sector de la distribución están colaborando activamente con el Gobierno para anticipar la reactivación de la economía, mantener el tejido empresarial y sus inversiones y recuperar el empleo en cuanto sea posible. Por ello, Faconauto considera muy preocupante que, cuando por fin se está confirmando un cambio de tendencia en el mercado con una incipiente recuperación de las ventas, se inicie por la CNC una actuación de esta naturaleza en un sector tan competitivo y en el que los compradores se benefician de los mejores precios y mayores descuentos.

Podéis ver la noticia tal como la cuenta TVE

Competencia incoa expedientes sancionadores a numerosos concesionarios y marcas por pactar precios