“En la reparación y el mantenimiento de vehículos no se está produciendo ni se va a producir en los próximos años una disrupción traumática, sino una evolución acelerada, que va a permitir a las empresas del sector con vocación de futuro prepararse para afrontar los retos de la movilidad actual hoy y en los próximos años. Información realista, formación de calidad y adecuación de las inversiones a las distintas etapas del proceso tecnológico son los aspectos clave a tener en cuenta en los procesos de cambio”. Y procurar esas importantes herramientas a sus asociados es el objetivo principal del Observatorio de Evolución de la Posventa.

El inicio del grupo de trabajo data de mediados de 2017, cuando Conepa hizo públicas, en boca de su presidente, unas “Reflexiones sobre la evolución de los talleres en los próximos años”. En un contexto de “incertidumbre total” en cuanto al futuro, a la Federación Española le “sorprendió” la respuesta de los talleres, que, a través de sus asociaciones miembros, agradecieron “su mensaje de fondo por lo que contenía de realismo y de sentido común frente a la disparidad de los impactos informativos que se reciben cada día, fundamentalmente a través de Internet”.

Tras esa experiencia, en el seno de la Junta Directiva de Conepa se planteó cómo seguir trabajando para aproximarse al “eslabón perdido”, esa conexión entre el mundo de hoy y el futuro, intentar ir más allá de la “bola de cristal” para ayudar a los asociados a afrontar su futuro.

Víctor Rivera (Conepa): El taller debe ocuparse, y no sólo preocuparse, para evitar que el miedo le paralice en la toma de decisiones necesarias y urgentes de futuro

Según Víctor Rivera, secretario general de Conepa, “se trata de hablar con objetividad y sensatez para desmontar planteamientos no realistas, de llamar la atención ante aquellas cuestiones que sí se basan en fundamentos razonables..., teniendo, además, siempre en cuenta que, hoy por hoy, no se puede tampoco descartar un cambio tecnológico rotundo capaz de causar una verdadera disrupción. En definitiva, que el taller debe ocuparse, y no sólo preocuparse, para evitar que el miedo le paralice en la toma de decisiones necesarias y urgentes de futuro”.

El Observatorio cuenta con tres herramientas básicas:

  1. Un repositorio de información accesible a los equipos gestores de las asociaciones de Conepa, que facilita el intercambio de opiniones, preocupaciones,... Busca recopilar y organizar una colección de documentos que aporten valor sobre el futuro, que hagan reflexionar, que permitan sacar conclusiones. Se pretende un lugar de encuentro constante, que, además, permita orientar las reuniones presenciales periódicas del observatorio. Esta parte lleva operativa desde el 22 de enero.
  2. Celebración de reuniones periódicas de la comisión de trabajo con invitados que aporten un valor real a lo que se vaya a tratar. En esta primera reunión se desarrolló con las intervenciones “¿Cuándo y cómo de paulatinos van a ser los cambios que se están ya produciendo en el sector? Presentación de conclusiones del Libro Blanco de la Posventa de Automoción en España realizado por Aftermarket Club, a cargo de José Luis Gata; “El taller y el gran reto del vehículo eléctrico”, por Rafael del Rio, director técnico de Aedive; y, por último, “¿Y si el combustible de la futura movilidad fueran las bolsas de la basura domésticas? Electrificación vs gasificación. Costes de oportunidad y neutralidad tecnológica”, a cargo de Raúl González, World Shopper España.
  3. Traslado de conclusiones a los talleres a través de cada asociación integrada en Conepa. “Es la parte más importante”, destaca Rivera. “Conseguir mensajes claros, realistas y motivadores que permitan a las empresas del sector contar con información de valor para poder tomar sus decisiones. Eso resume la filosofía de nuestro Observatorio: acompañar y ayudar a los talleres a adaptarse al cambio tecnológico y social, porque, mientras haya automóviles, y nadie duda de ello, tendrá que haber profesionales que se ocupen de su cuidado”.