Cuatro personas, tres hombres y una mujer, fueron detenidas el pasado 25 de junio en un taller mecánico de Nájera por agentes de la Brigada Provincial de Extranjería y Fronteras de la Jefatura Superior de Policía de La Rioja, acusados de varios delitos contra los derechos de los trabajadores, estafa, apropiación indebida e infracción de la Ley de Extranjería, según informa Larioja.com citando fuentes de la Policía.

La investigación comenzó en junio tras dos denuncias interpuestas en dicha Jefatura, en las que se reflejaba que se podían estar cometiendo “hechos que podrían constituir diferentes delitos”, aunque en ese primer momento los agentes no tuvieron constancias de cuáles y cuántas personas podrían estar implicadas. Durante la investigación, llevada a cabo por agentes de la Unidad Contra la Inmigración Clandestina y las falsedades Documentales, se confirmaron las condiciones laborales denunciadas y se certificaron otros delitos ya referenciados.

Agentes de la Brigada Provincial de Extranjería y Fronteras (UCRIF) de la Jefatura Superior de Policía de La Rioja, en colaboración con la Dirección Territorial de la Inspección de Trabajo y Seguridad Social, se presentaron en el taller mecánico donde se estaban produciendo los hechos para llevar a cabo las detenciones pertinentes y una inspección minuciosa. Para ello, se estableció un “amplio dispositivo operativo para prevenir la contratación ilegal y explotación de trabajadores extranjeros en situación irregular, la lucha contra el fraude a la seguridad social y la economía sumergida”.

Los agentes comprobaron que seis trabajadores se encontraban sin estar dados de alta en la Seguridad Social. Tres de ellos eran ciudadanos extranjeros sin permiso para trabajar en España. Además, no disponían de equipos de protección individual ni medidas higiénicas para desarrollar la actividad.

La operación se ha saldado con la detención de cuatro personas, tres hombres y una mujer. Uno de los hombres está acusado de delitos contra los derechos de los trabajadores, estafa y apropiación indebida, mientras que otro de ellos y la mujer fueron detenidos por delitos contra los derechos de los trabajadores y un cuarto, por una infracción de la ley de Extranjería. Todos los detenidos dos españoles y dos colombianos, con edades comprendidas entre 40 y 60 años, carecían de antecedentes policiales.