La Policía Local de Seseña (Toledo) ha desmantelado en un polígono industrial del municipio un taller clandestino que se dedicaba a desmontar vehículos robados en distintos puntos de España. Según informa ABC, el responsable del taller, de nacionalidad española y con un amplio historial delictivo, ha sido detenido, acusado de receptación, falsedad documental y tenencia ilícita de armas.

Los agentes descubrieron el taller clandestino en una inspección rutinaria enmarcada en el plan de control de actividades comerciales e industriales del Ayuntamiento de Seseña. Al acceder al interior de la nave, la Policía comprobó que se estaba ejerciendo una actividad similar a la de un taller mecánico, pero carente de licencia municipal e industrial. Tampoco había ninguna medida de seguridad de prevención de riesgos laborales, señalización y tratamiento de residuos peligrosos.

El taller almacenaba multitud de piezas y vehículos, tanto turismos como motocicletas, que al ser consultados a través de las placas de matrícula se confirmó que habían sido sustraídos. Los agentes también descubrieron una pequeña maleta, en cuyo interior se encontraba una pistola detonadora manipulada preparada para hacer fuego con munición de 9 mm parabellum.