Ecopilas firmó recientemente un acuerdo de colaboración con ECOSIGG para que los talleres de España dispongan de una solución para deshacerse correctamente de las pilas y baterías portátiles usadas en su actividad diaria.

Hasta ahora, la recogida selectiva de esta clase de residuos era responsabilidad exclusiva de los talleres, que los depositaban en los contenedores adecuados fuera de sus instalaciones.

Tras este acuerdo, Ecopilas controlará este flujo de residuos desde su origen, garantizando la recogida y el adecuado tratamiento medioambiental de las pilas y acumuladores usados procedentes de los talleres adheridos a la red de ECOSIGG.

ECOSIGG, indicar, cuenta con el respaldo de una red de 10.000 talleres de automóviles, la mayor de España, agrupados en Faconauto (Federación de Asociaciones de Concesionarios de la Automoción) y Ganvam (Asociación Nacional de Vendedores de Vehículos a Motor, Reparación y Recambios).

Ecopilas instalará en los talleres contenedores adecuados para depositar las pilas y baterías usadas, tanto en las labores de reparación y mantenimiento de los vehículos como en el consumo particular.

Posteriormente, ECOSIGG recogerá estos residuos, junto al resto de los generados en una instalación de este tipo, y los trasladará a puntos de almacenamiento temporal. Ecopilas se encargará de su retirada de estos puntos y de su transporte a plantas de tratamiento autorizadas.

De este modo, la fundación cumple con las obligaciones de retirada de pilas y baterías usadas atribuidas al productor y recogidas en el Real Decreto 106/2008, que regula la gestión ambiental de estos residuos en nuestro país.