La Federación Catalana de Talleres de Reparación de Automóviles presenta los resultados obtenidos durante 2016 (acumulado desde 2014) a través de la plataforma online de denuncia contra el intrusismo profesional y la competencia desleal. Desde Fecatra reconoce, por primera vez, “la implicación activa de las administraciones y de los medios de comunicación, publicando a lo largo del año diferentes noticias y reportajes de investigación acerca de talleres clandestinos”.

El único registro catalán del sector ya acumula un total de 525 expedientes, mientras que la plataforma de denuncia anónima online sólo cuenta con cuatro denuncias en 2016, comprobadas como no ajustadas a la realidad. “La labor de recopilación y concienciación que vienen realizando las asociaciones y gremios de Fecatra es necesaria para el sector, pero también para la Administración. La clave, no obstante, continua siendo el disuadir al usuario final de acudir a talleres ilegales”, destaca su presidente Celso Besolí.

El 46,1% de las denuncias se dirigen a talleres abiertos y rotulados, mientras que el 47,4% corresponde a clandestinos. Así se justifica el principio “de información y pedagogía para el taller inscrito con irregularidades administrativas leves, y cero tolerancia con el taller clandestino”, indican desde Fecatra, que también hace hincapié en promover la regularización de los talleres, consiguiendo ya un 21,9% de respuesta positiva. Igualmente, se ha disminuido el tiempo en el que se regularizan los talleres con carencias leves. Sólo un 22% se mantiene en trámites de regularse.

La Federación Catalana también reflexiona sobre los talleres móviles, que, pese la competencia directa que implica, la detección de los mismos es escasa (0,55%), “otorgándoles una cierta inmunidad inaceptable ante la legislación”. Además, la entidad señala que continúa siendo lenta la respuesta de los Ayuntamientos (6,8%). “Y especialmente preocupante es la falta de pruebas contra 'talleres' en casas particulares, por la falta de una efectiva investigación de la policía local dirigida por cada consistorio”.

Fecatra, que representa a 5.500 talleres de reparación, reconoce la colaboración permanente que ha ofrecido el Seprona (Guardia Civil), así como la de la Dirección General de Seguridad Industrial y el Servei Català de Trànsit, que durante 2016 ha promovido la campaña “ Seguretat Revisió a Taller Legal” y la iniciativa “Manteniment del vehicle. Què cal revisar i quan s'ha de fer”, visible en los paneles informativos de la red viaria catalana.

Las asociaciones de Barcelona, Girona, Lleida, Sabadell, Tarragona y Terrassa que integran Fecatra “seguirán trabajando y solicitando la colaboración de las administraciones para concienciar al usuario que un mantenimiento responsable de su vehículo no sólo afecta a la competencia y a sus derechos como consumidores y usuarios, sino que afecta al medio ambiente, a su seguridad y a la del resto de usuarios de las vías públicas, a la seguridad industrial y a la seguridad en el trabajo, entre otras”.